Salmón al horno sin aceite

Salmón al horno sin aceite

No todo es  salmón ahumado y descubre una receta de salmón fresco que te transportará a la cocina nórdica sin moverte de casa. Este plato de salmón al horno sin aceite ofrece lo mejor del pescado azul aliñado con las mejores hierbas aromáticas.

La albahaca, el perejil, el tomillo y el limón se conjuran para darle un sabor inigualable a los lomos de salmón. Añádele el toquecito de sal y la cocción al horno, y tienes una receta sana y para nada aburrida que podrá disfrutar toda la familia.

Salmón al horno

  • 10-20 min
  • 4
  • Fácil
  • Segundo plato
  • Sin gluten
  • Vegetariana
  • Baja en sal

Ingredientes

  • 4 supremas de salmón (180 g cada una)
  • 10 hojas de perejil fresco picado
  • 2 hojas de albahaca fresca
  • 2 ramitas de tomillo fresco
  • 2 dientes de ajo
  • El jugode 1 limón
  • Pimienta negra

Cómo hacer Salmón al horno sin aceite

 

Mezcla los dientes de ajo picados, la albahaca picada, el perejil, el tomillo fresco, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón en un bol y dos cucharaditas de agua. Esto será el marinado.

 

Mezcla las supremas de salmón con el marinado y déjalo reposar una hora en la nevera. Precalienta el horno a 190ºC.

Coloca las supremas de salmón en una fuente de horno y cubre la fuente con papel de aluminio. Cuece en el horno el salmón unos 15-20 minutos dependiendo del grosor del pescado, hasta que este cocinado y sírvelo de inmediato.

  • Paso 1

    Mezcla los dientes de ajo picados, la albahaca picada, el perejil, el tomillo fresco, la pimienta negra, la sal, el jugo de limón en un bol. Esto será el marinado.

  • Paso 2

    Mezcla las supremas de salmón con el marinado y déjalo reposar una hora en la nevera. Precalienta el horno a 190ºC.

  • Paso 3

    Coloca las supremas de salmón en una fuente de horno y cubre la fuente con papel de aluminio. Cuece en el horno el salmón unos 15-20 minutos dependiendo del grosor del pescado, hasta que este cocinado y sírvelo de inmediato.

El marinado es una técnica que puedes utilizar para preparar muchos otros tipos de recetas de pescado. La clave está en elegir hierbas muy frescas y en dejarlo el tiempo justo en la nevera. Si te pasas, puede que el sabor no sea el esperado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *