Rollos de Manzana y Canela con Queso Crema

¡Fin de semana en la puerta!

Y en vísperas de un fin de semana que se acerca a la lluvia y el frío, nada mejor que una receta reconfortante que necesita tiempo y cariño. En un momento en el que estamos «llamados» a quedarnos en casa, a volver a cobijarnos, esta es la receta ideal para hacer. Lleva un poco de tiempo y requiere más trabajo del habitual, pero merece mucho la pena.

¡Siempre puedes congelar una parte, sin la funda, y luego sacarla para comértela siempre linda! Pero si son codiciosos, creo que todos desaparecerán en un instante.

Esta fue una de las recetas de mi Taller de Otoño, que tiene sentido compartir así, aquí y ahora, para todos los que quieran hacerlo.

¡Buen fin de semana!

Ingredientes:

Pasta – Vaso usado con capacidad de 225ml

1 taza de leche o bebida vegetal

3 cucharadas de mantequilla

3 + 1/2 taza de harina

1/2 taza de azucar

1 huevo

1 sobre de levadura seca (7g)

1 pizca de sal

Relleno de manzana

4 a 6 manzanas

1 cucharada de azucar

jugo de limon

Relleno de mantequilla de canela

75 g de mantequilla

1 cucharadita de azucar

1 cucharadita de canela

200 g de queso crema

2 cucharadas de azúcar en polvo

Preparación:

Empiece por preparar la masa. En un bol mezclar la leche con la mantequilla y derretir en el microondas durante unos 40 segundos. Mezclar bien y agregar la harina, el azúcar, el huevo, la levadura y una pizca de sal. Amasar bien con ayuda de una batidora eléctrica (ya sea en la máquina de hacer pan o en la thermomix a la velocidad de punta 5 minutos) unos 10 minutos. Si la masa aún está muy húmeda y pegajosa, agregue gradualmente un poco más de harina hasta que la masa tenga una consistencia más seca. Forma una bola y deja que la masa cubra con un paño hasta que duplique su volumen. (Aproximadamente 1h30)

Mientras tanto, pelar las manzanas, quitarles el corazón y cortarlas en trozos. Colócalas en una sartén con 1 cucharada de azúcar y un poco de jugo de limón y tápalas, hasta que las manzanas estén bien cocidas. No es necesario añadir agua, pero es recomendable removerla de vez en cuando para no atraparla. Después de cocinar, reduzca el puré con un triturador de mano o un tenedor y déjelo enfriar completamente antes de usarlo.

También prepara el relleno de mantequilla con el azúcar y la canela.

Después de que la masa haya leudado, colóquela sobre una superficie enharinada y, con el rodillo, extiéndala hasta obtener un rectángulo. Cubrir la masa con el relleno de mantequilla y canela, luego con el relleno de manzana y, comenzando por la parte más ancha del rectángulo de masa, enrollar la masa hasta obtener una especie de pastel.

Con un cuchillo afilado cortar los extremos de la masa y luego cortar el rollo en rodajas de 1,5 cm de grosor. Luego colócalos en una bandeja engrasada con un poco de mantequilla; no es necesario que los dejes muy separados, ya que no duele si las rodajas se pegan. Cubra las bandejas con un paño y déjelas reposar durante otros 40 minutos.

Transcurrido ese tiempo, llevar los caracoles dulces a cocer en un horno precalentado a 180ºC durante unos 20 minutos. Retirar después del horno y dejar enfriar un poco antes de desmoldarlo y dejar enfriar sobre una rejilla.

Luego cúbrelos con la mezcla de queso crema y azúcar en polvo.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.