Receta hummus sin tahini

El hummus es una receta de crema de garbanzos muy suave, sana, sabrosa y muy sencilla de preparar. Se cree que ya se comía en el antiguo Egipto y está muy bueno acompañado con aceitunas, nachos, verduras crudas, pan pita o para untarlo para rellenar en bocadillos Es una muy buena opción para tomar legumbres y es muy refrescante en verano.

Podéis utilizar garbanzos de bote que es lo más sencillo, pero siempre podéis comprarlos secos y cocerlos. Cuanto más tiempo estén en remojo antes de cocerlos, menos tardarán en  cocinarse. La opción de cocinarlos y evitar los conservantes es mejor pero tampoco hay que pensar mucho en esto ya que la cantidad que llevan los botes es mínimo.

Los ingredientes son muy sencillos de encontrar y además son muy baratos. Vamos a utilizar: garbanzos cocidos, ajo, limón, comino y semillas de sésamo para adornar sino tenéis no pasa nada. También usaremos aceite de oliva y sal.

Además le vamos añadir pimentón dulce y un poco de aceite de oliva virgen extra por encima, le da un sabor muy rico al hummus y no está tan seco. Si queréis una versión ligth, podéis cambiar el aceite de oliva por zumo de limón, estará más suave y tendrá menos calorías.

El hummus es una receta muy ligera, sobre todo si no le añadís aceite de oliva ni aceitunas. Las legumbres tienen la fama de dar gases o ser indigestas, pero como son muy nutritivos, aportan proteínas vegetales y tienen muy pocas calorías.

Hummus

El hummus es una crema de garbanzos suave, sana, deliciosa y muy fácil de preparar. Está delicioso acompañado con aceitunas, nachos, crudités o pan pita.

Ingredientes

  • 160 gramos de garbanzos crudos o 400 gramos de garbanzos cocidos
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada sopera de tahini
  • 1 diente de ajo sin el germen
  • ½ cucharadita de sal (opcional)
  • ½ cucharadita de comino
  • ½ taza del caldo de cocción o de agua a temperatura ambiente
  • Un chorrito de aceitede oliva virgen extra (opcional)
  • 1 cucharada de pimentón (opcional)

Instrucciones

  • Podemos usar garbanzos de bote o cocer los garbanzos. Si optamos por esta opción, tenemos que dejar los garbanzos en remojo entre 8 y 12 horas en abundante agua. A diferencia de otras legumbres, los garbanzos deben echarse en la olla cuando el agua esté hirviendo, dejamos cocer durante 2 horas y le añadimos la sal al final. Escurrimos y dejamos enfriar.
  • Echamos los garbanzos en una batidora o robot de cocina junto con el zumo de medio limón, el tahín, el ajo, la sal, el comino y el caldo de cocción (o agua en caso de que los garbanzos sean de bote) y batimos hasta crear una crema homogénea. Si se desea que el hummus quede más líquido basta con añadir más caldo o agua.
  • Para la presentación del hummus vertemos la crema en un plato o cuenco y con una cuchara creamos surcos en la superficie. Añadimos aceite de oliva virgen extra al gusto, aceitunas y pimentón dulce para decorarlo. Por último, elegimos el acompañamiento deseado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *