Receta del Marmitako sin bonito

Info del marmitako sin bonito

  • Fácil
  • 90 minutos
  • Para 6 personas
  • 2 €/persona
  • 215kcal por 100g.
  • Recetas de pescado y marisco
  • Recetas de sopas, guisos y legumbres

Ingredientes para Marmitako sin  bonito

  • 1 K. de pescado similar, alguno de molla y de color e intensidad parecido como verdel (jurel) y chicharro e incluso salmón
  • 1 kg de patatas
  • 3 pimientos verdes
  • 2 pimientos choriceros
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 tomates maduros
  • Caldo de pescado casero (con punto o no de sal)
  • ½ vaso de vino blanco
  • 1 cucharada colmada de pimentón dulce
  • 2 guindillas cayena
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto)
  • Un manojo de perejil fresco (opcional)

Cómo preparar marmitako sin bonito. Aunque parezca mentira la receta se puede preparar sin su principal ingrediente ya que desde mi punto de vista lo importante es la salsa.

Algunas personas pensarán, estás loco,p ues sí, el bonito o Thunnus alalunga, es ingrediente principal de este plato,  y es típico por su pesca que comienza su migración en junio desde el Atlántico central hacia el Golfo de Vizcaya.

Desde hace muchas generaciones, los pescadores vascos han comido este puchero y muchos han reescrito la misma receta con otros pescados. Es un plato muy típco y, los barcos faenando,  donde lo más humilde se convierte en un arte.

La receta que os voy a preparar es la que siempre hemos cocinado en casa, que somos de ascendencia vasca.

Es una buena parte de la cultura de nuestro país y merece la pena madrugar y acercarse para comprar  buen pescado y, de ya que estás , relacionarte con la gente del pueblo.

¡Así que ya sabes hoy toca Marmitako!

Antes de cocinar. Cómo preparar los pimientos choriceros

  1. La noche antes de cocinar el Marmitako, pondremos los pimientos choriceros en remojo. ¡Pero que no cunda el pánico si se nos ha olvidado!
  2. Para los despistados, como yo, podéis poner los pimientos choriceros en remojo con agua hirviendo 1 hora antes de comenzar a cocinar el plato.
  3. Para garantizar que salga bien la carne del pimiento, los incorporaremos en el proceso de cocción del Marmitako. Los sacaremos media hora antes de incorporar el pescado.
  4. Entonces los abriremos, sacaremos la carne raspando con una cuchara. Incorporaremos dicha carne al guiso para que aporte su delicioso sabor.

Preparación del Marmitako sin bonito

  1. Ponemos los pimientos choriceros en remojo con agua hirviendo 1 hora antes.
  2. Picamos en trozos no muy pequeños el pimiento verde y el tomate (despepitado y pelado). Cortamos en juliana o en trozos pequeños la cebolla y picamos los dientes de ajo. Lo incorporamos a la cacerola para preparar el sofrito.
  3. Mientras se va sofriendo lo anterior, vamos a chascar las patatas. Se cortan introduciendo el cuchillo y girándolo. Que los trozos sean medianos, como los de un guiso de patatas con carne. Os he dejado varias imágenes de este paso para que os sea más fácil.
  4. Cuando la cebolla esté transparente, incorporamos las patatas y mezclamos.
  5. A continuación añadimos una cucharada colmada de pimentón dulce y removemos. Con cuidado que no se queme el pimentón.
  6. Inmediatamente después incorporamos un vaso de vino blanco y dejamos cocer unos 2 minutos para que se evapore el alcohol.
  7. Cubrimos con caldo de pescado y lo dejamos a fuego bajo. Probamos el punto de sal y si hiciese falta añadimos al gusto.
  8. Sacamos los pimientos choriceros del remojo, los abrimos a lo largo, les quitamos las pipas. Incorporamos a la cacerola (dejar cocer en la superficie del guiso, no los sumerjáis)
  9. Añadimos dos guindillas cayena. Tapamos y dejamos cocer a fuego bajo durante 1 hora, vigilando por si se evapora el líquido, en cuyo caso añadiremos más caldo.
  10. Durante el proceso moveremos la cazuela con las manos para que la salsa engorde. Si removemos con cuchara, corremos el riesgo de que se deshaga la patata.

Preparación final del Marmitako sin bonito

  1. Media hora antes de terminar el proceso, sacamos los pimientos. Los abrimos y arrastrando con una cuchara, les sacamos la carne. La incorporamos al guiso, movemos la cacerola  y volvemos a tapar. Lo dejamos a fuego bajo la media hora restante.
  2. Cuando la patata esté blanda, sacaremos las guindillas cayena, para que no nos las encontremos después mientras comemos.
  3. Por último, añadimos el pescado, que previamente habremos cortado en tacos no muy pequeños (a mí me los ha preparado el pescadero)
  4. Dejaremos cocer a fuego bajo unos 5 minutos y serviremos para que la carne del pescado esté tierna y sabrosa. No lo dejéis mucho más, porque el pescado se seca en seguida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *