Pastel de pure de patatas y carne picada sin huevo

Pastel de puré de patata y carne picada

Preparar el puré de patata no te llevará mucho tiempo, y siempre será mucho más sano que comprar uno precocinado. Además así podremos añadirle especias y salarlo al gusto

Pastel de puré de patata y carne picada

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es un plato único, delicioso y muy sencillo de  elaborar.

Con unas patatas, verduras y carne picada, podemos hacer una especie de lasaña en la cual se sustituye la pasta, por un delicioso y suave puré de patatas.

En un solo plato se combina la carne con un acompañamiento de patatas, y con un toque crujiente de queso rallado y piñones gratinados.

No es necesario acompañar este plato, ya  que llena bastante. Si tus comensales tienen bastante hambre, puedes poner una ensalada ligera para acompañar.

En esta receta también puedes aprovechar la carne que ha sobrado de un guiso o estofado, por lo que no tiras comida y tienes otro plato delicioso para otro día. 

Origen del pastel de puré de patata y carne picada sin huevo

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es procedente de la gastronomía anglosajona, donde se le llama cottage pie. En Inglaterra,  desde el siglo XVIII, es una receta muy popular. La gente humilde aprovechaba los restos de carne y los acompañaba de un puré de patatas.

Con la emigración a Estados Unidos, esta receta también se hizo muy popular en ese país, siendo también muy tradicional. En Latinoamérica también se extendió y se le llama pastel de papa.

Vamos a mostrarte dos variante de cómo hacer este fantástico plato:

pastel de patatas y calabacín

El pastel de puré de patata y carne picada si huevo

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 800 g de patatas
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ vaso de vino (blanco o tinto)
  • 100 g de tomate frito (casero)
  • 70 g de queso parmesano
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida

Utensilios:

  • Olla
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Fuente para horno
  • Espátula

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200º C.
  • Preparamos el puré de patatas. Para ello lava y pela las patatas. En una olla con sal y agua hirviendo, cuece las patatas durante media hora. Sácalas de la olla, aplastas con un tenedor o pásalas por el pasapurés, espolvorea sal, pimienta y reserva.
  • Preparamos la carne picada. Toma las cebollas, las zanahorias y los ajos, pícalo todo y sofríelo todo en una sartén.
  • Haz lo mismo con los tomates y añádelos junto con las aceitunas. Rehoga todo.
  • Añade sal, pimienta y perejil picado a la carne y añade todo a la sartén con los otros ingredientes. Echa un chorro de vino tinto y tomate frito. Cocina y golpea con la cuchara de madera hasta que esté suelta la carne picada.
  • Para el montaje prepara una fuente apta para horno, coloca la mitad del puré de patata como base.
  • Encima coloca la mezcla de carne picada junto con las verduras.
  • Corona con la otra mitad del puré de patata.
  • Espolvorea encima con queso rallado.
  • Mete el pastel de puré de patata y carne picada en el horno a 200º C unos 10 minutos.
  • Deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Corta porciones y sírvelas con una espátula en diferentes platos. Puedes adornar con perejil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *