Pasta de Garbanzos con Bechamel de Coliflor

Sin duda es un tema que está en la agenda. Disminuir el consumo de carnes y pescados. He estado hablando de esto durante algunos años. Independientemente de si no somos vegetarianos o veganos, todos debemos ser conscientes de que la forma en que comemos está directa o indirectamente relacionada con algunos cambios perturbadores en nuestro planeta. No se trata solo de dejar de comer carne o pescado. Tiene que ver con qué carne o pescado comemos, cómo se produce, el impacto en los ecosistemas, el origen, la raza, lo que comen, el lugar donde se producen. También implica comer verduras y frutas locales, de temporada y producidas de forma más sostenible. Pensar que los productos hortofrutícolas tienen sus propias alturas de producción, y que es normal que Los calabacines de diciembre son caros e insípidos (porque son un huerto de verano), y no es necesario comprar manzanas que vinieron de Sudáfrica cuando Alcobaça es la capital de la manzana nacional.

No tiene sentido dejar de consumir esto o aquello solo porque sí. Infórmese y luego tome una opción consciente e informada, y no solo porque han visto documentos que muchas veces no reflejan toda la realidad, y en ocasiones también son sesgados y buscan dar voz a otro tipo de protagonismo e industria. Nunca dejes que ellos decidan por ti, piensa por ti.

Si no quieren, no tienen que dejar de comer carne. Pueden dejar de comer carne de res dos veces por semana y comenzar a hacerlo una vez a la semana o una vez cada 15 días. Pueden elegir en lugar de servir 1 filete de 250g por persona, utilizar 500g de filete para alimentar a una familia de 5, porque han recogido legumbres, verduras, verduras frescas, arroz o pasta. Y elegir principalmente razas portuguesas, certificadas. Nacido, criado y sacrificado en Portugal. Animales en su mayoría criados al aire libre. Que se alimentan fundamentalmente de pastos y forrajes, que mientras se alimentan fertilizan la tierra en la que pastan, que mantienen los ecosistemas. Consumir animales de raza certificada de Alentejo, Marinha, Maronesa, Barosã, Azores… no es lo mismo que consumir animales de producción intensiva, alimentados únicamente con raciones, que nunca vivieron al aire libre y normalmente producidos en países donde las condiciones de producción e incluso las reglas de producción no son las mismas que en Portugal.

Por supuesto que es un poco más caro. Pero reducir el consumo es también poder consumir menos veces y menos cantidad, pero de mejor calidad. Y equilibre con comidas sin carne ni pescado. Por el bien de todos. Y sin tener, si ese no es nuestro deseo, dejar de consumir productos de origen animal. Sepa cómo tomar mejores decisiones. Sea consumidores informados.

Aquí en casa intentamos hacer del equilibrio la consigna. Menos cantidad, mejor calidad y atención al origen de carnes y pescados. Y muchas verduras y comidas «vegetarianas» al menos una vez a la semana. Después de todo, queremos un mundo lleno de ambientalistas imperfectos que hagan con conciencia y lo que podamos para cambiar el mundo de manera efectiva.

Ingredientes para 4 personas:

1 coliflor grande

350g de masa de garbanzos

200ml de «crema» vegetal de arroz o coco

2 dientes de ajo

1 hoja de laurel

sal y pimienta

aceite de oliva

nuez moscada

mezcla de semillas trituradas

Preparación:

Cuece la coliflor, previamente separada en ramitas, al vapor. Reserva.

Hornea la masa en agua con sal hasta que esté al dente. Retirar, rociar con aceite de oliva y reservar.

Mientras tanto, llevar una sartén al fuego con la “crema” de verduras y añadir la hoja de laurel y los ajos picados y llevar a ebullición. Retirar la hoja de laurel, luego agregar la coliflor cocida, y triturar todo muy bien hasta obtener una salsa aterciopelada. Sazone al gusto con sal, pimienta y nuez moscada y mezcle bien. Agrega la pasta previamente cocida y envuelve bien en la bechamel de coliflor.

Pon la mezcla en un plato que pueda ir al horno y espolvorea con las semillas trituradas.

Llevar al horno previamente calentado a 180ºC, con grill, durante unos 10 minutos solo para tostar.

Sirve con ensalada verde.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.