Mis recetas: envolturas caseras


Hay cosas que no hacemos porque nos acostumbramos a comprar. No uso los wraps con tanta frecuencia, pero es una de esas cosas que estoy acostumbrado a traer del supermercado y tener aquí en casa para hacer una comida, y también lo uso a menudo en las fiestas aquí en casa. Estoy acostumbrado a tener un paquete ahí, y eso se ha convertido en un hábito.

Pero como tantas otras cosas, ha llegado el día de hacerlo en casa. Si ya hago tantas otras cosas, porque las hago y porque me gusta, ¿por qué nunca he intentado hacer envolturas? No lleva mucho tiempo y, por supuesto, ya sabemos que en casa la calidad de los ingredientes que utilizamos es sin duda mejor, y además no tienen “aditivos”.

Y ahí me entregué. Fueron realmente buenos. Y creo que, salvo de prisa, o en fiestas, donde ya tengo que hacer mil cosas más, tan rápido no volveré a comprar.

Ustedes me bombardearon en el cuadro de mensajes de Instagram con pedidos de la receta, y no pude dejarlo pasar. ¡Especialmente en esta época del año en vacaciones, días de playa y piscina, picnics y cosas por el estilo! ¡Obtén la receta! (Y si todavía no me estás siguiendo en isntagram, te estás perdiendo muchas cosas buenas, consejos, recetas y varias acciones; aquí está el enlace: https://www.instagram.com/joanacostaroque/)

Ingredientes para unas 16 envolturas:

500g de harina

flor de sal

1 cucharada de azucar

70 g de mantequilla derretida

1 clara de huevo

250ml de agua tibia

1 sobre de levadura seca (aproximadamente 7 g, pero depende de las marcas)

Preparación:

Pon la harina en un bol. Luego agregue la flor de sal (unos 7g), el azúcar y la levadura seca. Mezcle bien y haga un agujero en el centro, luego agregue la mantequilla derretida, la clara de huevo y el agua (no agregue el agua de una vez). Y mezclar hasta que la masa se suelte del bol. Dependiendo del tipo de harina que uses, es posible que necesites o no toda el agua, e incluso puede que necesites un poco más. La masa debe despegarse de los lados del tazón y no agarrar sus manos.

Retirar la masa del bol y amasar ligeramente hasta estar seguro de que la masa no se pega. Luego forma unas 16 bolitas del mismo tamaño y colócalas en una bandeja espolvoreada con harina. Espolvorear con más harina y cubrir con un paño. Deje reposar durante 30 minutos en un lugar alejado de corrientes de aire.

Transcurrido ese tiempo, espolvorear una superficie con harina y estirar cada bola con ayuda de un rodillo, lo más fino y redondo que puedas, con unos 18cm de diámetro (la masa es muy fácil de trabajar).

Cuece cada uno de los rollitos en una sartén precalentada. (No puse grasa en la sartén, porque mi sartén no se pega. Puedes agregar un poco de mantequilla si sientes que la masa se está pegando) Coloca la masa tensa, y tan pronto como comience a burbujear e hincharse, voltea para cocinar el otro lado. Retirar y repetir hasta que se acabe toda la masa y se formen todas las envolturas.

Luego sirva con rellenos al gusto.

Si sobraron, puedes congelar, en una caja hermética y separar con papel pergamino, y usar según sea necesario.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.