Guía definitiva de fresas cubiertas de chocolate

 

Esta es la guía definitiva de fresas cubiertas de chocolate. ¡Permítanos guiarlo a través de todos los consejos y trucos para hacer el postre más bonito de todos los tiempos!

Cómo derretir chocolate para fresas cubiertas de chocolate

Hay dos cosas a las que debe prestar mucha atención al hacer fresas cubiertas de chocolate. 1) Derrite correctamente tu chocolate. 2) asegúrate de que tus fresas sean super mega ultra seco. Entonces, ¿cómo se hace para derretir el chocolate de la manera correcta? Hay varias formas.

Cómo derretir chocolate en el microondas

Córtalo o divídelo en trozos pequeños. Coloque los trozos en un tazón ancho y poco profundo y póngalos en el microondas. Calienta el chocolate durante unos 30 segundos a fuego medio alto. Retirar y revolver con una espátula de goma. Vuelva a colocar en el microondas y caliente por intervalos de 15 segundos, revolviendo con su espátula de goma, hasta que el chocolate se derrita por completo y tenga una textura suave.

Cómo derretir chocolate en la estufa

Puede utilizar una «caldera doble», que es esencialmente un cuenco encima de una olla que se llena con un poco de agua. Me refiero a la olla, no al cuenco. Lleve el agua a ebullición y coloque encima el recipiente que contiene solo trozos de chocolate. Es importante que el cuenco lo haga no tocar el agua. El vapor solo debe ser la fuente de calor. Mantenga la olla con el tazón encima en la estufa caliente, pero reduzca el fuego a bajo para mantener un fuego lento.

Revuelve el chocolate constantemente. La agitación es importante para evitar que el chocolate se caliente demasiado en ambos casos, método de microondas y estufa. Si el chocolate se calienta demasiado, se cuajará y no hay forma de protegerlo. NO sobrecaliente y NO deje de revolver. Es importante que no se aleje y vigile su chocolate en todo momento.

Asegúrate de que tus fresas estén muy secas.

El chocolate odia el agua y se cuajará si le agregas agua. Al hacer fresas cubiertas de chocolate es muy importante que las fresas estén súper mega ultra secas. Lávalas, escúrrelas y luego toma una toalla de papel para secar cada fresa individualmente. Recomiendo dejar las partes verdes en las fresas para sumergirlas más fácilmente en el chocolate. Asegúrese de que las hojas verdes estén secas también, de lo contrario, las fresas secas podrían caer gotas de agua.

¿Se pueden preparar fresas cubiertas de chocolate con anticipación?

¡Si! Lo maravilloso de las fresas cubiertas de chocolate es que se pueden preparar con un día de anticipación. De hecho, incluso es recomendable prepararlo al menos un par de horas antes para que el chocolate tenga tiempo suficiente para endurecerse. Los atajos para poner en el congelador son no una buena idea. Prepárelos la noche anterior o por la mañana para su cena romántica y elimine el estrés de la hora de la cena. Lo que nos lleva a la siguiente pregunta:

Cómo almacenar las fresas cubiertas de chocolate, ¿cuánto durarán?

La mejor manera de almacenarlos es en la misma bandeja para hornear forrada con papel de hornear en la que los colocó para que se endurezcan en primer lugar en el refrigerador. Déjelos sin cubrir y en una sola capa sobre una bandeja para hornear forrada para evitar que se peguen a la bandeja para hornear. No uses papel de aluminio porque se puede romper fácilmente y luego terminarás con trozos de papel de aluminio en las fresas. Utilice papel para hornear, un tapete de silicona o papel encerado y guárdelo en el refrigerador.

Durarán tanto como las propias fresas lavadas. Todas las bayas se enmohecen bastante rápido (un par de días), así que no las deje por mucho tiempo. 1-2 días como máximo Especialmente considerando, las fresas cubiertas de chocolate saben mejor cuando se eligen fresas muy maduras, suaves pero no blandas. Básicamente, las fresas se estropearían en 48 horas. Ésos son los mejores.

¿Se pueden congelar las fresas cubiertas de chocolate?

No. Las fresas cubiertas de chocolate deben endurecerse en la nevera, no en el congelador. Si arriesgas que las fresas se congelen, estarán duras como una piedra y no podrás morderlas. ADEMÁS, una vez que se descongelan, se vuelven blandos y liberan toda su agua en el chocolate y eso no es algo agradable de ver y el sabor también lo sufre.

Si por alguna razón no puedes comerlas todas, mézclalas en esta increíble ensalada de frutas y disfrútalas en el desayuno mañana 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.