Filetes de pollo gratinados con salsa de tomate y espinacas

Entramos una semana más de esta extraña época en la que vivimos, Aquí en casa los días son todos iguales y exigentes. Deberes del colegio. Las mañanas están reservadas para ser educadora y profesora, en los intervalos intento ir a trabajar. Luego tenemos que encargarnos del almuerzo. Por la tarde es tiempo de juego libre y en medio está mi trabajo y las cosas de casa … Nada es ideal, pero se están haciendo cosas. Hay días malos y buenos y días así, así.

Como, como las comidas que salen de la cocina.

¡Comparto aquí una receta muy rápida e ideal para aquellos que ni siquiera saben qué hacer y no tienen a dónde acudir!

Ingredientes para 4 personas:

500 g de filetes de pollo finos

250g de espinaca fresca

2 dientes de ajo

sal y pimienta

jugo de limon

aceite de oliva

50ml de crema

100g de queso rallado (puedes usar mozarella, flamenco, parmesano, queso isleño … ¡lo que prefieras!)

8 cucharadas de salsa de tomate casera lista para usar (o comprar)

Preparación:

Sazone los filetes con sal, pimienta y jugo de limón. Reserva.

Llevar una sartén al fuego con un chorrito de aceite de oliva y los dientes de ajo, dejar calentar y añadir las espinacas y sofreír hasta que se marchiten. Condimente con un poco de sal.

Coloque las espinacas en el fondo de una bandeja para hornear. Encima de estos, coloque los filetes de pollo escurridos del adobo y cúbralos con el ojo de tomate listo. Espolvorear con queso rallado por encima y verter la nata.

Llevar al horno previamente calentado a 200ºC durante unos 25 minutos, hasta que se doren los filetes.

Sirva con arroz blanco y ensalada verde.

¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.