Cómo recalentar el bistec de la manera correcta

Cómo recalentar el bistec de la manera correcta

El bistec es uno de los platos más satisfactorios y caros de cualquier menú. Pero si alguna vez has intentado envolver este plato para después, sabrás que nunca está a la altura de su recuerdo al día siguiente.

El problema no es el bistec: tu delicioso New York Strip está en la nevera, esperando ser devuelto a la gloria de ayer. Pero si se recalienta de la manera incorrecta, lo que una vez fue un medio raro perfecto puede ser cocinado en poco tiempo. El filete puede volverse duro, masticable y perder su sabor, dejándote con un trozo de carne que preferirías sacar de su miseria (o incluso alimentar al perro).

Cómo recalentar un filete en el microondas

Por muy fácil que sea meter algo en el microondas y olvidarlo durante dos minutos, no querrás hacer esto con un filete. El filete en el microondas lo secará, y causará que la grasa se agarre en trozos duros y masticables. Si decide meter el bistec en el microondas, ya sea que sea la única opción de recalentamiento en su lugar de trabajo o que se comprometa a un día de poco esfuerzo en casa, aquí tiene algunos trucos para una gran experiencia.

Empiece colocando el filete en un plato apto para microondas y coloque una toalla de papel ligeramente húmeda encima. Esto capturará cualquier humedad restante, evitando que el filete se seque. Asegúrese de que el microondas esté a temperatura media y cocine el filete en intervalos de 30 segundos, volteando el filete en el medio. Esto mantendrá el proceso de recalentamiento parejo, y evitará que su filete se cocine demasiado. Hágalo durante 90 segundos a 2 minutos. El tiempo exacto variará dependiendo de la potencia del microondas y del grosor del filete.

El resultado es un filete que es jugoso y aún así lleno de sabor. Puede que no esté crujiente, o no sea tan bueno como ayer, pero hará que Barb de contabilidad se ponga celosa de las sobras de anoche.

También probamos agregar una pequeña porción de mantequilla salada sobre el bistec; aunque reintrodujo algo de humedad y sabor, la mayor parte de la mantequilla se encuentra en el fondo del plato y hace que el bistec recalentado sea más grasoso de lo necesario.

Cómo recalentar el filete en la fuego

Encontramos que cocinar un bistec en la cocina es una gran manera de mantener el fuego exterior. Ponga el filete en una cacerola con una cucharadita de aceite a fuego medio-bajo y cubra la cacerola con una tapa durante unos segundos para que circule algo de calor por toda la carne. Recuerden que al igual que con el microondas, si cocinan el bistec demasiado rápido y a una temperatura demasiado alta se secará.

Con este método, es mejor dejar de esperar que su bistec esté siempre fresco y jugoso. Para aprovechar al máximo el filete previamente cocinado, córtelo en trozos del tamaño de un bocado y añádalo a recetas frescas como un filete con trozos de huevo o una quesadilla de fajita.

Cómo recalentar un bistec: Horno de fuego

De todos los métodos probados, este método de cocción en horno y sartén le dará la mejor relación de jugo a crujiente para su bistec:

Comience por poner el horno a 250°F. Esta baja temperatura retendrá los jugos de su filete. Agarre una bandeja de hornear poco profunda y coloque una rejilla de enfriamiento estable dentro de ella. Esto ayudará a distribuir el calor de manera uniforme alrededor de todo el filete sin tener que darle la vuelta. Ponga el filete en la rejilla y métalo en el horno durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que la temperatura interna alcance unos 100-110°F.

A continuación, revuelva una cucharada de aceite vegetal en una sartén mediana o una sartén de hierro fundido y colóquela en la estufa a fuego medio-alto. Añada su bistec a la sartén cuando el aceite esté casi humeante. Deje que el filete se cocine durante unos 60 segundos por cada lado, el tiempo suficiente para que quede crujiente sin que se cocine demasiado. Deje reposar de 5 a 10 minutos antes de cortarlo.

Prepárese para el éxito:

No recaliente su filete directamente del refrigerador, primero déjelo reposar por unos 30 minutos. Esto hará que sea menos probable que el filete se cocine demasiado y es una forma fácil de aumentar sus posibilidades de tener una experiencia de recalentamiento exitosa.

Si desea cocinar un trozo de bistec que sabe que probablemente no podrá hacer, cocínelo a propósito por un minuto. Cocine durante unos tres minutos de cada lado para obtener un filete bien chamuscado y medio crudo que su aparato de recalentamiento preferido no cocinará demasiado al día siguiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *