Receta barquillos caseros

Deliciosos y crujientes: Aprende cómo hacer barquillos caseros en pocos pasos

Deliciosos Barquillos Caseros: La Compañía Perfecta para tus Postres

Si estás pensando en la mejor manera de acompañar tus postres, como natillas o helados, te traemos la receta de barquillos caseros (o neulas). Esta delicia artesanal hará que los niños aplaudan de alegría en casa.

Los barquillos caseros son una masa sencilla, y puedes incluso darles un toque de chocolate si lo deseas. Necesitan muy pocos ingredientes y el resultado es tan bueno como los de los barquilleros de las ferias. Los ingredientes son básicos: harina, azúcar, huevo y mantequilla, cosas que seguramente ya tienes en casa. Además, con esta receta, puedes hacer muchos barquillos y guardarlos en un lugar fresco y seco.

Ingredientes

Para 8 personas:

  • Harina de trigo: 125 g
  • Azúcar glasé: 125 g
  • Clara de huevo: 4 (de tamaño M)
  • Mantequilla pomada: 85 g
  • Esencia de vainilla: unas gotas
  • Sal: una pizca

Cómo hacer barquillos caseros

  1. Preparar la masa: En un vaso de batidora, introduce todos los ingredientes y bate hasta conseguir una masa homogénea. Si no tienes batidora, cualquier aparato de cocina que logre una masa uniforme servirá.
  2. Cocinar los barquillos: Pon la barquillera a fuego medio y añade dos cucharadas de masa. Cierra la barquillera asegurándote de que no sobresalga masa por los bordes.
  3. Formar los barquillos: Cocina durante cuatro o cinco minutos, dependiendo de tu barquillera. Saca inmediatamente y enrolla los barquillos, dejándolos enfriar ya formados para que se endurezcan.
  4. Conservar los barquillos: Una vez sólidos, consúmelos o guárdalos en un tarro hermético en un lugar seco y fresco.

Con qué acompañar los barquillos caseros

Más allá de comerlos solos, que ya son deliciosos, puedes utilizar estos barquillos para acompañar siropes, nata o mermeladas. Si prefieres no enrollarlos, en plano son perfectos para servir cortes de helado y lucirte en cualquier ocasión.

Consejos adicionales

  • Lograr la masa perfecta: Asegúrate de que la masa sea fina y ligera. La proporción adecuada de ingredientes y el tiempo de cocción correcto son clave para obtener barquillos crujientes.
  • Agregar sabores extras: Puedes agregar canela, jengibre, cacao en polvo, o ralladura de naranja a la masa para sorprender a tus comensales con sabores únicos.
  • Formar sin romper: No uses demasiada masa y ajusta la temperatura de la barquillera para evitar que se quemen o queden blandos. Deja que los barquillos se enfríen completamente antes de desmoldarlos para evitar que se rompan.

¡Anímate a probar esta receta!

Hacer barquillos es una tarea sencilla y divertida que puedes disfrutar en familia. Con unos pocos ingredientes y algo de paciencia, podrás crear deliciosos barquillos caseros perfectos para acompañar un café o cualquier postre. Además, puedes personalizar esta receta agregando diferentes sabores o rellenándolos con dulce de leche, chocolate o crema pastelera. ¡Sorprende a tus seres queridos con este delicioso y crujiente bocado hecho por ti mismo! ¡No te arrepentirás!

¡Bienvenidos a RecetasCoca! Hoy les traemos esta deliciosa y crujiente receta, perfecta para cualquier ocasión. Aprende cómo hacer barquillos en casa con esta sencilla receta y sorprende a tus invitados con estos dulces y delicados tubos de masa. ¡Manos a la obra!