Archivo de la categoría: RECETAS SALADAS

Sopa de cebolla francesa en olla de cocción lenta

 

Le doy a esta receta 4 inicios simplemente debido al trabajo de preparación que implica esta receta en particular. ¡La sopa sabía increíble! Sin embargo, para facilitar la cocción, aquí están mis ajustes: Primero, corté las cebollas y las arrojé a la mantequilla que derretí, y las coloqué en la olla de barro a fuego lento por sí solas para caramelizar durante la noche, de 10 a 12 horas. . Usé mantequilla salada, así que omití la sal. También omití el azúcar ya que se estaban caramelizando de esta manera. MUY FACIL. A la mañana siguiente, cuando las cebollas estaban listas para usar, eché los otros ingredientes para cocinar para cocinar durante el día. No tenía jerez para cocinar, así que usé 1/2 taza de vino tinto seco que mi esposo abrió la noche anterior. Soy un firme creyente de que si no lo bebe, no debe cocinar con él. Y tenía 2 cuartos de caldo de carne, así que lo usé todo. No tiene sentido desperdiciar una taza. En lo que respecta al queso, usamos lo que nos gusta, para que sea un gusto personal, no un ajuste. Sin embargo, descubrí que necesitaba agregar un poco de sal y pimienta al gusto al final justo antes de servir, así que asegúrese de probarlo para asegurarse de que sea de su agrado. Pero dejar que las cebollas se cocinen y se caramelicen reducen el trabajo de preparación al mínimo indispensable: cortar las cebollas en rodajas, medir los ingredientes y preparar el pan y el queso al final. Aproximadamente 20 minutos en total. Solo necesita comenzar el día anterior, lo cual valió la pena para mí si significaba no estar parado sobre una estufa durante una hora. A la familia le encantó, se calienta bien para las sobras, que no fue demasiado. ¡Haré de nuevo!

¡Excelente! Seguí esta receta al pie de la letra (con la excepción de sustituir el gruyere y el emmental por provolone y suizo) y la sopa fue para llorar. El olor nos volvió locos todo el día: ¡fue difícil esperar 8 horas! ¡Gracias por la receta!

Esta es una de las mejores recetas de olla de cocción lenta que he probado. Tómese el tiempo para carmalizar las cebollas: el cariño hace una gran diferencia. Hagas lo que hagas, por favor no uses jerez para cocinar, que en realidad no es jerez y sabe principalmente a agua salada agria. Use jerez de cóctel real (seco) si lo tiene. Si no, un poco de bourbon, vino tinto o Mediera servirá. Y trate de usar los cheezes especificados, pero debe sustituirlos, el suizo regular estilo Deli y / o Provolone son mejores que Mozzerella, que es demasiado suave y lechoso para la riqueza del plato. Finalmente, descubrí que hornear lentamente las rebanadas de pan para secarlas funciona mejor que tostarlas porque el pan tostado es más suave y se disolverá en el líquido caliente demasiado rápido.

Esto es delicioso, pero como ya pasaste 40 minutos cocinando las cebollas en la estufa y ya están tiernas y suaves, ¿por qué no simplemente dejarlas en la estufa y agregar el caldo a esa olla y cocinar a fuego lento durante una hora más o menos? Transferirlo a la olla de cocción lenta parece un paso innecesario y solo crea cosas adicionales para lavar. Esta parece ser una de esas recetas en las que usar la olla de cocción lenta realmente no simplifica nada.

Esta es una gran receta. No pude encontrar Emmental, así que sustituí en suizo. Si pones el pan justo en la sopa, lo empapa y se vuelve empapado para que puedas combinarlo con la cuchara junto con la sopa, o si no te gusta el pan empapado, no puedes hacerlo. Sin embargo, el pan es definitivamente clave.

Aún más ridículamente fácil: caramelice las cebollas en la olla de barro ligeramente engrasada (no se necesita mantequilla, azúcar o jerez, solo tiempo), agregue caldo de carne 4-6C (¿cuál es el punto de bajo en sodio si va a ¿agregar sal?), y olvidarse de los cuatro quesos rallados (use la tradicional loncha de gruyere, emmental o, si todo lo demás falla, suizo genérico). Para porciones individuales, disuelva un cubo de caldo de res en 6 oz de agua hirviendo, agregue 4-6 oz de cebollas caramelizadas, caliente en el microondas, agregue pan tostado y una rebanada de queso y termine debajo del asador.

Hice esto por segunda vez anoche. ¡Es tan fácil y elegante! Esta vez utilicé la olla de cocción lenta para caramelizar 3-4 libras de cebolla dulce con 1/2 taza de mantequilla y una cucharadita de sal marina durante seis horas (a temperatura alta) … Luego agregué 4 tazas de buen caldo de res, tomillo, vino de mesa rojo y pimienta negra. Cocido a fuego lento durante otras 6 horas. Cocinar las cebollas primero en la olla hizo que esto fuera tan mantecoso y delicioso. Cubra con baguette tostado con queso suizo derretido.

Hola, muy, muy bien y fácil.

¡GUAUU! Carmelizé mis cebollas esta mañana temprano. (tomó alrededor de una hora). No me saltaría este paso, ES lo que hace la sopa. ¡No puedes duplicar ese sabor! ¡Además, NO te saltes el jerez! Usé tomillo fresco de caldo de res Swanson y una hoja de laurel seca. Está en la olla de barro ahora y estará listo para cuando regresemos de dos juegos de baloncesto de secundaria alrededor de las 7 pm. Cenar con hamburguesas esta noche. ¡Me va a costar TODO MISMO no ir a la cocina a servir un cuenco en secreto! Ojalá tuviera ollas a prueba de horno para poder asar el queso encima de la sopa … ¡pero improvisaremos y seguirá siendo genial! GRAN RECETA!

Receta de batido de proteína de plátano y fresa

 

Batido de proteína de fresa y plátano

Porciones por receta: 2
Calorías: 261.1

% Valor diario *

proteína:

26,1 g

52%

carbohidratos:

31,1 g

10%

fibra dietética:

3,8 g

15 %

azúcares:

19,4 g

grasa:

5,2 g

8%

grasa saturada:

1,3 g

7%

colesterol:

8,7 mg

3%

vitamina a iu:

302,7 UI

6%

equivalentes de niacina:

1,9 mg

15 %

vitamina b6:

0,4 mg

23%

vitamina C:

51,3 mg

86%

folato:

49,9 mcg

13%

calcio:

180,6 mg

18%

hierro:

0,7 mg

4%

magnesio:

58,4 mg

21%

potasio:

607,7 mg

17%

sodio:

186,6 mg

8%

tiamina:

0,1 mg

9%

calorías de grasa:

46,4

*Los valores porcentuales diarios se basan en una dieta de 2,000 calorías. Sus valores diarios pueden ser mayores o menores según sus necesidades calóricas.

**La información nutricional no está disponible para todos los ingredientes. La cantidad se basa en los datos de nutrientes disponibles.

(-)Actualmente no hay información disponible para este nutriente. Si sigue una dieta médicamente restrictiva, consulte a su médico o dietista registrado antes de preparar esta receta para consumo personal.

Receta de helado de cinco ingredientes

Me gusta mucho esta receta. Siempre uso esta receta porque no se pone helada y sabe como si fuera del supermercado. He hecho Lavanda (use menos vainilla y agregue 1 gota de aceite puro de lavanda), Frambuesa y masa de galleta con chispas de chocolate (que no se puede obtener en mi país) todo con éxito. asegúrese de doblar la crema batida con mucho cuidado, ya que no quiere aplastar todo el aire. Algunas personas se han quejado de que se forma una película grasosa en la parte superior de la boca, esto se debe a la grasa de la crema. Se puede remediar agregando otros ingredientes como bayas que rompen la crema. Asegúrese de usar vainilla de buena calidad o no se sorprenda de que sepa a crema y leche condensada (obvio). Este helado se congela con fuerza, así que asegúrese de sacarlo un poco antes de servirlo.

Esta fue la primera vez que intenté hacer helado, esta receta parecía tan fácil (y realmente lo es) por eso elegí esta para empezar, muy cremosa y rica, perfecta para el heladero sin experiencia sin un helado máquina para fabricar. ¡5 estrellas!

Hice esto con leche condensada casera (hecha con edulcorante en lugar de azúcar), crema ligera y leche descremada. Agregué un poco de café en polvo instantáneo y lo preparé en mi máquina para hacer helados. ¡Fue simplemente perfecto! Tan cremoso, como los gelatos italianos, buen sabor y no creo que esto hubiera sido mejor si hubiera usado grasa y azúcar.

¡Qué receta IMPRESIONANTE! Gracias por compartir esta receta maravillosamente fácil. Siempre quise hacer helados caseros, pero nunca tuve una máquina para hacer helados. Mi marido es un adicto a la crema de hielo y dijo «¡es tan cremoso»! Quiere que haga algunos con frutos rojos. Me gustaría probar a hacer chocolate, ¿tienes alguna sugerencia? No sé si el jarabe de chocolate suavizaría la consistencia. ¡Gracias de nuevo! PD. Desde entonces hice otro lote y lo dividí. Un lote usé arándanos frescos (no son buenos, eran como pequeños gránulos) probablemente sería mucho mejor si hubieran sido cocidos. Sin embargo, tengo buenas noticias … ¡Puse un poco de Ovaltine con sabor a chocolate en el otro lote y resultó FANTÁSTICO! ¡YUMMMMMMMMM!: O)

¡Esto es bueno y muy fácil! Tengo una tonelada de fresas frescas, así que trituré unas 2 tazas y agregué a la mezcla deliciosas frambuesas, luego duraznos, albaricoques … y así sucesivamente.

¡Esta receta es tan fácil pero tan deliciosa! Quería cambiarlo un poco y probar el helado de menta con chispas de chocolate, así que usé extracto de menta en lugar de vainilla, agregué 2/3 taza de chispas de chocolate en miniatura y unas gotas de colorante verde para alimentos. ¡Fue fantástico!

¡¡Guau!! ¡Gran receta! Los niños y yo lo hicimos esta tarde y fue un verdadero placer, así como una actividad de bienvenida en un día caluroso. Usé toda la mitad y mitad en lugar de la crema y la leche y resultó muy bien. La textura era maravillosa y la leche condensada la hacía bastante dulce. ¡Sin duda volveremos a hacer esto!

Pensé que esto era excelente. Manteniendo los dedos cruzados, saldría bien. Usé leche condensada liviana, un cartón de crema espesa entera y uno de crema espesa media grasa. Funcionó y no pensé que fuera demasiado dulce. En el punto de agitación de 2 horas agregué masa para galletas para helado también de este sitio.Como han mencionado otros revisores, se congela muy fuerte, por lo que es necesario reposar un rato antes de servir. Muchas gracias.

Receta de salsa de alitas de pollo | Recetas De Coca

Me encanta este chapuzón y lo hago con frecuencia. Hay algunas cosas que hago de manera diferente: coloco una capa de queso crema, luego el queso azul (uso un frasco de queso azul, de Marie o Marzetti), luego el pollo / salsa picante (mezclado) y solo una pizca de queso mozzarella encima . PD Crecí en (y todavía vivo en) Buffalo, NY – y NO comemos nuestras alitas de pollo con aderezo ranch – ¡¡¡QUESO BLEU y palitos de apio o zanahoria SOLAMENTE !!!!

He hecho una variación de esta receta durante más de un año y nunca me ha decepcionado. Sugiero usar más pollo y más salsa picante con esta receta. Además, si usa el queso chedder, no use las bolsas previamente trituradas de la tienda de comestibles. El queso en esas bolsas está cubierto con harina y parece hacer que la salsa se engrase.

Hago una versión similar de esto a menudo para chupar rueda y siempre es un éxito. Constantemente estoy dando la receta. Omito el queso cheddar, uso solo 1 paquete de queso crema (para una salsa más carnosa) y no lo caliente ni hornee (mezcle a temperatura ambiente y sirva frío). También desmenuzo el pollo en lugar de cortarlo en cubos y lo sirvo con palitos de apio y papas fritas para darle un poco de variedad.

¡Muy bien! Usé un paquete de mezcla de aderezo Ranch seco en lugar de las cosas embotelladas. ¡Resultó genial! ¡Pensé que usar más líquido lo haría más líquido y el poder seco realmente mantuvo esta inmersión muy bien!

risas. Ni siquiera estoy esperando a que todos aparezcan para ver sus reacciones a esto para revisarlo … ¡Totalmente asombrosamente increíblemente bueno! ¡Qué idea tan perfecta para las fiestas de fútbol! JustLearning86 – ¡Gran consejo para la salsa Buffalo Wing de Frank! Usé un paquete completo de 1.5 libras de pechuga de pollo finamente picada. Poco más de una taza de salsa de alitas de búfalo de Frank, aderezo de queso azul grueso Wishbone y queso crema Neufchatel, no usó ningún otro queso. Creo que esto se alternará con mi salsa de queso con chile (mi alimento básico) … ¡Guau! ¡¡¡PRUEBA ESTO!!! (Guárdelo en la olla para mantenerlo caliente y se sirve con cucharadas y stix de apio)

Muy adictiva. Siempre te piden la receta. Yo uso queso Bleu (preferencia personal) y queso crema reducido en grasa y pollo fresco cocido (hace una gran diferencia en el sabor. He usado tanto fresco como enlatado) Lo he preparado 2 veces diferentes. Tengo una sugerencia, sin embargo, después de hornear, transferirlo a una olla de barro para mantener el calor; Aprendí esta lección después de la primera vez y se enfrió muy rápido. Tuve que seguir calentando en el microondas y no sabe bien frío. Genial con papas fritas de apio, pollo en una galleta, galletas saladas o totopos.

¡¡El mejor!! Nunca sobras. De hecho, hemos tenido algunas peleas importantes sobre la gente que se la mete con las fichas. Soy de Buffalo, así que usamos un frasco de ensalada de queso azul Maries en lugar de Ranch. Hornee por el tiempo recomendado, pero agregue la cobertura de queso durante los últimos cinco minutos solo para derretirlo un poco o se pondrá duro y masticable; nunca use las cosas ralladas empaquetadas.Por favor, solo use la salsa picante de Frank si puede obtenerla.

¡Esta fue una de las MEJORES recetas que obtuve de este sitio! No utilicé queso crema graso; aderezo ranch bajo en grasa; y queso cheddar bajo en grasa (para que encaje en mi programa Weight Watchers). También corté el apio y lo mezclé con todo lo demás. También cubra toda la salsa con el queso restante. Increíblemente delicioso !!!

¡Mmm! Hice esto para un portón trasero y a todos les encantó. Varias personas me pidieron la receta. No hice cambios, pero usé un pollo rostizado y mi batidora KitchenAid y eso hizo que esta salsa fuera súper fácil. Usé toda la carne blanca en el pollo y eso fue suficiente para la salsa en dos tazas picadas. No creo que esté de más poner un poco más de queso en la salsa. La próxima vez podría usar un poco menos de Frank. A pesar de que a mi esposo le encantan las alas, le gustan las suaves. Serví el dip con Frito’s y Tostitos Scoops. Personalmente, me gusta lo mejor de Frito. Haré esto una y otra vez.

Demasiado vibrante. Reduciría el costo del rancho. Era demasiado cuando se combinaba con el queso crema.

pesto siciliano sin azucar

Pesto siciliano sin azúcar

Receta de pesto siciliano si azúcar

Este pesto siciliano sin azúcar es una receta italiana de una de las regiones más famosas por su gastronomía. Es un sabor especial y una receta tradicional.




Ingredientes

  • 115 gramos de tomates secos en aceite
  • 165 gr. de queso parmesano o queso curado
  • 1 diente de ajo
  • 20 gramos de piñones
  • 115 ml. de aceite de oliva
  • 3 hojas de albahaca fresca y si no picada

Receta de pesto siciliano sin azúcar

  • Lavamos bien la albahaca, machacamos o trituramos las hojas, en la batidora o en la trituradora. A continuación pelar y trocear en trozos iguales el diente de ajo y triturarlo con la albahaca a alta velocidad por unos segundos.
  • Ahora cortar los tomates y picarlos también con el resto de ingredientes, así como los piñones, todo hasta que veáis que los ingredientes estén bien picados.
  • Ahora, ir vertiendo el aceite de oliva, para que así os vaya quedando menos seca la mezcla. Y luego ir echando poco a poco. Si veis que la mezcla va quedando bien, no echéis más aceite de oliva, pues en este caso se utiliza para que finalizar la función del aceite de los tomates.
  • Por último vaya vertiendo poco a poco el queso, batiendo lentamente, para que así la mezcla vaya cogiendo bastante cuerpo y consistencia.

Si podéis hacerlo todo manual en un mortero de ajos, sino pues en la batidora y en un bol.

Revuelto de gulas y gambas sin jamón ni champiñones

El revuelto de gulas y gambas es una receta ligera y sabrosa con la que preparar una comida o cena con un alto contenido en proteína. Mucha gente añade a la mezlca jamón y champiñones pero en nuestro caso vamos a realizar el plato sin estos ingredientes.
  • 8 Huevos
  • 250 gramos de gambas peladas
  • 250 gramos de Gulas
  • Aceite de oliva (Al gusto)
  • Perejil (Al gusto)
  • Sal (Al gusto)
  • Ajo (Al gusto)

Elaboración del revuelto de gulas y gambas

  • Descongelar las gulas

    Descongelamos las gulas y las gambas si son congeladas.

  • Batir los huevos en un bol y añadir sal

    Batimos los huevos en un bol hasta que estén bien batidos y le añadimos un pizca de sal.

  • Poner una sartén al fuego con el aceite y  ajo

    Salteamos las gambas y añadimos las gulas con ajo si os gusta sino nada. Cuando estén rehogadas, incorporamos los huevos. Removemos hasta que los huevos se cuajen.

  • Servir el revuelto recién hecho adornado con perejil picado

    Servimos el revuelto y lo adornamos con perejil picado.

Calorías del revuelto de gulas y gambas

Esta receta tiene aproximadamente 300 calorías por ración. Los huevos tienen unas 80 calorías por unidad, las gulas unas 160 calorías por 100 gr y las gambas son muy ligeras, no llegan a las 100 calorías. Perfecto para una dieta alta en proteína.

Costillas al horno sin grasa

Hoy vamos a preparar un plato fácil y que resulta ideal para cenas y comidas de amigos. Prepararemos unas costillas al horno sin grasa, receta fácil y rápida como pocas, con las que siempre vamos a triunfar.

Hoy os quiero contar la receta más fácil y rápida para disfrutar de un plato de costillas sin grasa jugoso, sabroso y, -por qué negarlo- también pringoso para disfrutar hasta chuparnos los dedos al terminar.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Costilla de cerdo 1 kg
  • Pimentón dulce 3 g
  • Hierbas provenzales 2 g

Cómo hacer costillas al horno sin grasa fáciles y rápidas

Dificultad: Media
  • Tiempo total 2 h
  • Elaboración 1 h
  • Cocción 1 h

Para que el proceso de elaboración sea más corto, en lugar de asar el costillar entero, vamos a partirlo cortando las costillas de forma que el hueso quede en medio y tenga algo de carne a los dos lados. Es una tarea fácil.

Preparamos un adobo, mezclando las costillas con una cucharada de pimentón picante, un buen pellizco de hierbas aromáticas. Mezclamos bien y dejamos las costillas macerando durante una hora.

Precalentamos el horno a 190º y mientras alcanza esa temperatura vamos distribuyendo las costillas en una fuente de horno. Al principio puede parecer que no caben bien, pero como al cocinarse menguarán un poco, luego tendremos espacio suficiente para que se asen bien por todas partes.

Cocinamos las costillas en el horno durante una hora, dándoles una vuelta cada 15 minutos para que se hagan de forma uniforme y barnizando la parte superior con la marinada para que vayan tomando su color y sabor.

Al terminar, las apilamos en una tabla formando un montón y retiramos el sobrante de grasa.

Con qué acompañar la receta de costillas de cerdo al horno

Las costillas de cerdo al horno se deben comer con los dedos, para sacar la carne del hueso mientras nos manchamos un poco las manos. Con una guarnición de ensalada de brotes variados y tomate para desengrasar un poco y unas cervezas bien frías, todos quedarán encantados.

Calabacines rellenos de carne sin bechamel

Ingredientes para Calabacines rellenos de carne sin bechamel

  • 4 calabacines medianos
  • 2 cebollas
  • 1 diente de ajo
  • 1/2 kg de carne picada: mezcla de ternera y cerdo
  • 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 2 tomates grandes y 1 pimiento rojo
  • 1 zanahoria grande
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 100 g de queso rallado para gratinar (a vuestra elección, a mi me encanta el Idiazabal)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo preparar calabacines rellenos. Es una receta muy socorrida para añadir verduras a nuestra dieta.  Unos calabacines rellenos de carne sin bechamel y gratinados al horno con queso o sin el. No hace falta que apuntemos que nos encontramos ante una combinación muy sabrosa. El sabor de su relleno y gratinado contrasta con la suavidad del calabacín al hornearlo.

Es una receta que admite múltiples variaciones y podéis completarla con vuestros rellenos preferidos: salmón, atún, bacalao, huevo duro, bacon, la carne que más os guste (pollo, pavo, cerdo, ternera, cordero…), marisco, incluso sólo de vegetales, todos están buenos.

El calabacín, se presta a todas las recetas que hagamos con berenjenas, aunque su sabor es más suave. Es una hortaliza con la que podéis hacer muchísimas recetas, además de estos calabacines rellenos la lasaña de calabacín está de muerte, tortilla de patata y calabacín, al igual que cualquier pisto.

Cuando compremos un calabacín para rellenar como en esta receta tenemos que fijarnos en que el calabacín sea de un tamaño medio, para evitar así mayor número de semillas. Tenemos que elegir un calabacín que sea compacto y firme, de color claro, brillante y sin golpes. Para conservarlo lo mejor es guardarlo en un lugar fresco y seco. A ser posible, a temperatura ambiente, aunque si hace calor como en estas fechas podéis optar por la nevera, donde te aguantará sin problema unos 15 días.

Preparación de los calabacines

  • Para preparar los calabacines tenemos varias posibilidades, normalmente en casa los partimos en dos de manera longitudinal pero últimamente y por el tamaño de los calabacines que me regala mi padre.
  • Los cortamos a lo ancho en cilindros más o menos iguales de unos 10 cm de tamaño. Tal como podéis ver en el vídeo que os presento a continuación o en la receta de calabacines rellenos de pollo y verduras al mencía. Os lo dejo a vuestra elección, de cualquiera de las maneras van a estar muy buenos.
  • Los vaciamos con una cuchara de postre o un vaciador de manzanas, raspamos con cuidado para no estropear demasiado la hortaliza y siempre dejando por lo menos un dedo de calabacín, tiene que quedar con bastante pulpa. Reservamos la carne del calabacín en un plato para el posterior relleno.
  • Calentamos una cazuela grande con agua, cuando empiece a hervir echamos 1 puñado generoso de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, introducimos los calabacines un minuto exacto y retiramos. Secamos muy bien con papel absorbente y reservamos en un plato.
  • Precalentamos el horno durante 5 minutos a 180º C y metemos los calabacines en la bandeja del horno en la posición del medio con temperatura arriba y abajo. Salpimentamos y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Horneamos durante 10 minutos a 200º C.
  • Sacamos los calabacines del horno, los escurrimos con cuidado para no quemarnos y quitamos el exceso de líquido y grasa del horneado. Los probamos por si acaso, deben quedar blanditos pero con la superficie crujiente.

Preparación del relleno de carne y verduras

  • Escaldamos los tomates y una vez sin piel los picamos en trozos estilo brounoisse, en cuadraditos pequeños. Picamos las 2 cebollas, el calabacín que tenemos reservado (el de vaciar los calabacines), el pimiento rojo y el diente de ajo, todo bien finito. Pelamos y picamos la zanahoria lo mejor posible, cuanto más finas sean mejor porque se pasarán al hacer la salsa.
  • En una cazuela echamos el aceite de oliva virgen extra e introducimos las cebollas, el calabacín y el ajo. Dejamos que se pase un poco (3 minutos aproximadamente), introducimos las zanahorias y el pimiento rojo. Pochamos todas las verduras a temperatura baja unos 15 minutos y esperamos por la carne.
  • Salpimentamos (sal y pimienta) la carne (en este caso elegí cerdo y ternera, así queda más jugosa). Echamos la carne picada a la cazuela con las verduras y las especias a elección (un poquito de orégano, perejil…). Sofreímos durante 5-7  minutos a fuego suave, sin dejar de remover.
  • Añadimos el tomate y el vaso de vino blanco, dejamos que se reduzca todo hasta que nos quede una salsa espesa. Aproximadamente unos 15 minutos a fuego suave.
  • Comprobamos el punto de sal y si hace falta rectificamos. Reservamos y dejamos que se enfríe.

Ahí los tenéis, servidlos bien calientes. Os aseguro que llega para 4 personas de manera generosa, os dejo con dos preparaciones. Una con los calabacines en forma de cilindro, con una presentación muy bonita.

Otro consejillo importante es que no pongáis los calabacines en contacto directo cualquier tipo de fruta. Estos sueltan gran cantidad de etileno, lo que aportaría un sabor amargo a las frutas de nuestra cesta o cajón de verduras y frutas. Tengo siempre algún calabacín como fondo de nevera, en casa nunca faltan.

 

Info.

  • Media
  • 40 minutos
  • Para 4 personas
  • 1.9 €/persona
  • 245kcal por 100g.
  • Recetas de carnes y aves
  • Recetas de ensaladas y verduras

Pastel de pure de patatas y carne picada sin huevo

Pastel de puré de patata y carne picada

Preparar el puré de patata no te llevará mucho tiempo, y siempre será mucho más sano que comprar uno precocinado. Además así podremos añadirle especias y salarlo al gusto

Pastel de puré de patata y carne picada

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es un plato único, delicioso y muy sencillo de  elaborar.

Con unas patatas, verduras y carne picada, podemos hacer una especie de lasaña en la cual se sustituye la pasta, por un delicioso y suave puré de patatas.

En un solo plato se combina la carne con un acompañamiento de patatas, y con un toque crujiente de queso rallado y piñones gratinados.

No es necesario acompañar este plato, ya  que llena bastante. Si tus comensales tienen bastante hambre, puedes poner una ensalada ligera para acompañar.

En esta receta también puedes aprovechar la carne que ha sobrado de un guiso o estofado, por lo que no tiras comida y tienes otro plato delicioso para otro día. 

Origen del pastel de puré de patata y carne picada sin huevo

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es procedente de la gastronomía anglosajona, donde se le llama cottage pie. En Inglaterra,  desde el siglo XVIII, es una receta muy popular. La gente humilde aprovechaba los restos de carne y los acompañaba de un puré de patatas.

Con la emigración a Estados Unidos, esta receta también se hizo muy popular en ese país, siendo también muy tradicional. En Latinoamérica también se extendió y se le llama pastel de papa.

Vamos a mostrarte dos variante de cómo hacer este fantástico plato:

pastel de patatas y calabacín

El pastel de puré de patata y carne picada si huevo

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 800 g de patatas
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ vaso de vino (blanco o tinto)
  • 100 g de tomate frito (casero)
  • 70 g de queso parmesano
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida

Utensilios:

  • Olla
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Fuente para horno
  • Espátula

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200º C.
  • Preparamos el puré de patatas. Para ello lava y pela las patatas. En una olla con sal y agua hirviendo, cuece las patatas durante media hora. Sácalas de la olla, aplastas con un tenedor o pásalas por el pasapurés, espolvorea sal, pimienta y reserva.
  • Preparamos la carne picada. Toma las cebollas, las zanahorias y los ajos, pícalo todo y sofríelo todo en una sartén.
  • Haz lo mismo con los tomates y añádelos junto con las aceitunas. Rehoga todo.
  • Añade sal, pimienta y perejil picado a la carne y añade todo a la sartén con los otros ingredientes. Echa un chorro de vino tinto y tomate frito. Cocina y golpea con la cuchara de madera hasta que esté suelta la carne picada.
  • Para el montaje prepara una fuente apta para horno, coloca la mitad del puré de patata como base.
  • Encima coloca la mezcla de carne picada junto con las verduras.
  • Corona con la otra mitad del puré de patata.
  • Espolvorea encima con queso rallado.
  • Mete el pastel de puré de patata y carne picada en el horno a 200º C unos 10 minutos.
  • Deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Corta porciones y sírvelas con una espátula en diferentes platos. Puedes adornar con perejil. 

Alioli thermomix sin huevo

Alioli thermomix sin huevo

Alioli thermomix sin huevo

La salsa alioli es uno de los acompañantes de muchos platos en España y es también un producto estrella en muchos bares y restaurantes en verano,  que es cuando más se tapea.

Si quieres saber cómo hacer la salsa alioli con la Thermomix, te invitamos a que sigas leyendo esta entrada, porque vamos a enseñarte cómo hacerla de una forma muy sencilla.

 

Para  cocinarla necesitarás los siguientes ingredientes:

    • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra o girasol (sabor más o menos fuerte).
    • 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
    • 3 dientes de ajo.
    • Una cucharadita de sal
    • Perejil fresco.

La preparación de esta salsa es muy sencilla y fácil y apenas nos llevará unos minutos, por lo que es ideal para esos momentos en los que no tenemos demasiado tiempo y queremos comer algo sabroso como esta salsa a modo de guarnición de alguna elaboración gastronómica.

Modo de elaboración

Comenzaremos pelando los ajos y poniéndolos en el vaso de la Thermomix junto a los 100 mililitros de aceite de oliva o girasol, el perejil fresco que habremos picado un poco y la cucharadita de sal. Programamos para 2 minutos a velocidad 5 para que se mezcle todo correctamente.

Cuando acabe utilizaremos la espátula para bajar al fondo del vaso los posibles restos que hayan podido quedar pegados en las paredes. Volveremos a batir durante 30 segundos a velocidad 5.

Ahora ponemos la mariposa a las cuchillas, tapamos el vaso y programamos a velocidad 5 sin tiempo, y poco a poco vamos echando los 150 mililitros del aceite de oliva que nos queda, haciendo que la salsa vaya emulsionando, algo que nos llevará aproximadamente unos dos minutos.

Consejos

Si no hemos seguido los pasos correctamente puede que el alioli se nos corte, pero eso no quiere decir que esté malo sino que no hemos podido ligar bien los ingredientes. En este caso no debemos preocuparnos porque se puede recuperar.  Aunque se suele recuperar con un huevo.