Archivo de la categoría: dulces

Quesadillas sin gluten

Recetas de Quesadillas sin gluten

Las quesadillas son un plato típico mexicano, pero están en nuestra gastronomía desde hace muchos años. Su elaboración es muy fácil ya que sólo necesitamos una tortilla mexicana y un relleno,el relleno puede ser de lo que más nos guste, aunque nuestra receta se acerca más a la tradicional.

Quesadilla sin gluten

Quesadilla sin gluten de espinacas y tomate con pesto

Necesitas una comida sencilla o una cena rápida con los ingredientes que tengas por la nevera. La quesadilla es la mejor opción.

En tan sólo 10 minutos puede prepararlas, y se comertelas todavía más rápido que se cocinan. Es una comida rápida con un toque más saludable.

En nuestro caso vamos a usar una combinación de los dos quesos, la mozzarella y el queso feta. La mozzarella mantiene todos los ingredientes unidos, mientras que el queso feta añade un sabor entre saludo y amargo tan delicioso.

Las espinacas se quedan en nada una vez hervidas y escurridas así que usar un buen puñado. La salsa de pesto es la clave para que esta quesadilla esté jugosa y sabrosa. También lo podéis comprar hecho.

Como la receta es sin gluten utilizaremos una tortilla de maíz u otro cereal que no tenga gluten. En el supermercado hay sin gluten.

Ingredientes necesarios para 1 porción:

  • 1 tomate, en rodajas finas
  • 1 puñado de espinacas tiernas
  • Salsa de pesto al gusto
  • 30 gramos de queso feta en cubitos
  • 30 gramos de mozzarella rallada
  • 2 tortillas mexicanas maíz o sin gluten.

Elaboración de la receta por pasos

1. Pon una sartén grande (en la que quepa la tortilla entera) a fuego medio sin aceite ni nada. Coloca la tortilla encima de la sartén caliente.

2. Extiende encima de la tortilla una fina capa de pesto.

3. Añade otra capa de queso mozzarella rallado y a continuación el queso feta en cubitos pequeños.

4. Agregamos a la tortilla un puñado de espinacas tiernas (no hace falta ni que las cozamos) y tomate u otra verdura que queramos

5. Terminamos con otra capa de queso mozzarella y cerramos la quesadilla con otra tortilla encima. Las dejamos que se tuesten.

6. La sacamos, cortamos en varias porciones y servimos.

Como veis, es super fácil de hacer y muy rica.

Buttercream sin lactosa

El buttercream o crema de mantequilla es mantequilla batida con azúcar. La receta de buttercream es muy típica de países como estados unidos e Inglaterra, aunque con la moda de los cupcakes y tartas decoradas la hemos adaptado a cada pais.

Para preparar buttercream utilizaremos la misma cantidad de mantequilla que de azúcar, que puede ser azúcar glass, aunque la receta se prepara mejor con icing sugar.

Vamos a utilizar tanto mantequilla como leche sin lactosa, ya que no aportan nada a la receta y así la podrán tomar los intolerantes. En el supermercado hay todo tipo de mantequillas y leches sin lactosa.

En verano podemos aumentar un poco el azúcar para que la tenga menos mantequilla y aguante más.

Para batir la crema de mantequilla no es necesario tener un robot de cocina, pero por lo menos hacerlo con una batidora eléctrica de doble varilla para que quede consistente. A mano también se puede pero no es muy recomendable.

Cómo hacer buttercream sin lactosa

Ingredientes

  • 250 gramos de mantequilla sin sal y sin lactosa
  • 250 gramos de icing sugar (o azúcar glas en su defecto)
  • 4 cucharadas de leche sin lactosa

Elaboración de la buttercream sin lactosa

  • Tamizamos el icing sugar con un colador o un tamizador
  • Agregamos la mantequilla y la leche sin lactosa.
  • Batimos durante un minuto a velocidad baja hasta que se mezclen todos los ingredientes.
  • Una vez esté todo integrado, batimos durante cinco minutos a velocidad máxima. Tiene que quedar cremoso tipo helado.

A partir de esta receta básica de buttercream sin lactosa podemos agregar sabores a nuestro gusto. Con los colorantes alimenticios también podemos ponerle el color que queramos.

Gelatina casera sin azúcar

Cómo hacer Gelatina Casera

La gelatina es un ingrediente con muchos y diferentes usos en la cocina, además, está de moda entre los nutricionistas por sus propiedades.

Gelatina casera sin azúcar

En la receta de hoy os vamos a enseñar cómo hacer gelatina casera. Se trata de una preparación tan sencilla que es ideal para los que no sois muy cocinitas o si queréis prepararla con los más peques. Solo nos llevará 10 minutos.

Para la receta hemos usado gelatina en láminas, debemos meterla en agua antes de añadirla a la mezcla líquida que queremos gelificar.

Como alternativa a la gelatina de origen animal de huesos etc., en algunas tiendas podéis encontrar agar agar, es la más conocida como gelatina vegetal, un producto sacado de algas marinas que otorga la misma capacidad gelificante que la gelatina, es la alternativa vegetarina y vegana.

El agar agar además puede ser añadido a líquidos que van a ser hervidos, la gelatina debe ser mezclada al líquido en caliente pero tras retirarlo del fuego, ya que el hervir la gelatina la hace perder su poder gelificante.

La gelatina es rica en proteínas, por eso es FIT, y resulta una buena opción si queremos aumentar el consumo de proteínas. Con ella podemos preparar todo tipo de postres y merienda con fruta. Así podemos hacer con los más pequeños se animen a consumir más frutas.

Ingredientes de la gelatina sin azúcar

  • Hojas de gelatina – 3 unidades
  • Zumo de frutas – 250 mililitros 1 vaso

Cómo hacer gelatina casera sin azúcar

  1. Ponemos las hojas de gelatina en un recipiente y las cubrimos con agua, según indique el fabricante.
  2. Si lo queremos de fruta recién exprimida, la exprimimos y la colamos. Sino pues con un brick.
  3. Ponemos a calentar el zumo.
  4. Cuando el zumo comience a hervir, retiramos del fuego.
  5. Apretamos la gelatina con las manos para escurrirla y la añadimos al cazo del zumo.
  6. Removemos para que las hojas de gelatina se disuelvan, con unas varillas de batir.
  7. Repartimos la mezcla en los tarros que hemos elegido y dejamos que se enfríe, encima de la cocina, no meter en la nevera hasta que no estén frios.
  8. Cuando estén frios metemos en la nevera y a esperar.
  9. En 3 o 4 horas la gelatina estará perfecta.

Podéis hacer lar receta con cualquier tipo de zumo, siempre mejor colarlo para que quede más suave. 

Panettone sin lactosa

Panettone o pan dulce de Navidad

Info antes de cocinar

  • Difícil
  • 480 minutos
  • Para 10 personas
  • 0.5 €/persona
  • 305kcal por 100gramos

Ingredientes para Panettone sin lactosa

  • 100 gramos leche entera sin lactosa
  • 30 gramos levadura fresca de panadero
  • 3 huevos
  • 550 gramos harina de fuerza
  • 120 gramos azúcar
  • ½ cucharadita sal
  • 160 gramos mantequilla en pomada
  • 80 ml. agua
  • Ralladura de un limón y una naranja
  • 100 gramos frutas escarchadas y 75 gramos de pasas(un puñado)

Cómo preparar un panettone navideño.

El panettone o panetone, es un bollo de masa esponjosa enriquecido con pasas y frutas escarchadas e incluso con trocitos de chocolate.

Existen muchas leyendas sobre el origen de este dulce italiano. .El Pan de Toni, por el nombre del pastelero que se dice que lo invento, derivando el nombre a panettone.

Para que el bollo desarrolle todo su característico sabor y textura es imprescindible usar poca levadura y dejar fermentar la masa muchas horas. Por eso es un postre difícil por que requiere de paciencia y espera.

Preparación de la masa del Panettone clásico

  1. Empezamos con el prefermento. En un bol pequeño mezclamos la leche templada, no caliente, con la levadura y dejamos que esta se diluya.
  2. Añadimos 130 gramos de la harina y 20 gramos de azúcar y mezclamos bien durante unos minutos, removiendo con un tenedor, hasta que se vuelva una masa pegajosa y homogénea.
  3. Tapamos el bol con film transparente y dejamos que fermente durante 1 hora en un lugar de temperatura templada.
  4. En un bol grande incorporamos el prefermento, los huevos enteros, el resto del azúcar, la pizca de sal, el resto de harina, el agua y las ralladuras de limón y naranja.
  5. Los únicos ingredientes que no añadimos son la mantequilla, las uvas pasas y las frutas escarchadas.

Amasado del panettone sin lactosa

  1. Comenzamos el proceso de amasado, inicialmente dentro del bol y luego sobre el banco de cocina.
  2. No enharinéis ni engraséis la superficie, o desvirtuáis la receta, aunque al principio la masa se quede pegada a la mesa. Todo acabará despegándose por completo.
  3. Comenzamos el proceso de amasado en el que estaremos unos 25 minutos. Con este tiempo habremos conseguido una masa elástica.
  4. En este momento añadimos la mantequilla cortada en cuadraditos. Vamos incorporándola poco a poco, y amasando entre cada incorporación.
  5. A medida que vamos añadiendo trozos de mantequilla. La masa deja de tener consistencia elástica y se convierte casi en una papilla, sólo el amasado convertirá esta textura en la que queremos conseguir.
  6. Necesitamos, como mínimo otros 30 minutos para que la masa se convierta en algo brillante, y que se despegue por completo de la mesa de trabajo.
  7. La prueba de que la masa está lista es que si la estiramos, esta no se romperá.
  8. Podremos conseguir una sábana casi traslúcida sin que haya roturas. La textura será brillante y muy manejable.

Reposo de la masa del panettone sin lactosa, horneado y presentación final

  1. Hacemos una bola con la masa y la colocamos dentro de un bol ligeramente enharinado. Tapamos el bol con un paño y lo dejamos fermentar durante 2 horas 30 minutos.
  2. En mi caso, para asegurarme una temperatura idónea. Lo dejo levar dentro del horno previamente calentado durante unos segundos, pero apagado, claro.
  3. La intención es conseguir un ambiente de unos 22ºC a 25ºC para que la masa trabaje en las mejores condiciones.
  4. Pasado este tiempo vemos que la masa ha crecido hasta triplicar su volumen.
  5. Rompemos las burbujas manipulándola y sobre una superficie de trabajo incorporamos las uvas pasas y las frutas escarchadas en trocitos. Yo las uvas las suelo dejar a remojo previamente para rehidratarlas y que estén más tiernas.
  6. Amasamos para integrar bien estos nuevos ingredientes y formamos una bola con la superficie bien lisa.
  7. Colocamos la bola en el molde de papel especial de panettone. Repetimos el proceso de levado durante 2 o 3 horas.
  8. El panettone habrá vuelto a crecer desbordándose del molde.
  9. Con mucho cuidado hacemos una cruz en la parte superior. Colocamos 4 nueces de mantequilla que le dará el tono dorado durante el horneado.
  10. Horneamos con el horno previamente caliente a 180º C durante 30 minutos mínimo. Ya sabéis que cada horno es un mundo y que pueden variar el tiempo de horneado, a más o menos tiempo. Debemos tener la precaución de tapar el panettone con papel de aluminio a los 10 minutos de cocción. Para evitar que se tueste demasiado.
  11. Retiramos del horno y dejamos que se enfríe sobre una rejilla. Es importante que una vez horneado el panettone, lo dejemos enfriar boca abajo. Para así evitar que se nos baje y conseguir una miga mucho mas esponjosa. Con un mínimo de 3 horas para que no baje.
pesto siciliano sin azucar

Pesto siciliano sin azúcar

Receta de pesto siciliano si azúcar

Este pesto siciliano sin azúcar es una receta italiana de una de las regiones más famosas por su gastronomía. Es un sabor especial y una receta tradicional.




Ingredientes

  • 115 gramos de tomates secos en aceite
  • 165 gr. de queso parmesano o queso curado
  • 1 diente de ajo
  • 20 gramos de piñones
  • 115 ml. de aceite de oliva
  • 3 hojas de albahaca fresca y si no picada

Receta de pesto siciliano sin azúcar

  • Lavamos bien la albahaca, machacamos o trituramos las hojas, en la batidora o en la trituradora. A continuación pelar y trocear en trozos iguales el diente de ajo y triturarlo con la albahaca a alta velocidad por unos segundos.
  • Ahora cortar los tomates y picarlos también con el resto de ingredientes, así como los piñones, todo hasta que veáis que los ingredientes estén bien picados.
  • Ahora, ir vertiendo el aceite de oliva, para que así os vaya quedando menos seca la mezcla. Y luego ir echando poco a poco. Si veis que la mezcla va quedando bien, no echéis más aceite de oliva, pues en este caso se utiliza para que finalizar la función del aceite de los tomates.
  • Por último vaya vertiendo poco a poco el queso, batiendo lentamente, para que así la mezcla vaya cogiendo bastante cuerpo y consistencia.

Si podéis hacerlo todo manual en un mortero de ajos, sino pues en la batidora y en un bol.

TARTA DE WHISKY SIN HORNO

TARTA DE WHISKY SIN HORNO

Hoy traemos una receta de tarta al whisky sin  horno.

Esta tarta al whisky casera sin horno no tiene pretensiones, pero es un postre ideal para cuando queremos llevar un postre casero a cualquier celebración. Voy a utilizar además un whisky de lo más normal Whitelabel, que está al alcance de cualquier persona.

Tiempo preparación 2H 30M 

 Dificultad Alta
 Para 8-10 personas

Ingredientes

Vamos a utilizar un molde estándar  de 26 cm si tenéis otros hacer una regla de 3.

2 láminas de bizcocho tipo genovés, los redonditos del Mercadona, que es una tarta sin horno y no hace falta suba la masa.




Para el almíbar de whisky

  • 30 ml de whisky
  • 45 ml de agua
  • 25 gr de azúcar

Para la crema de relleno

  • 300 ml de nata
  • 100 gr de azúcar
  • 50 gr de azúcar en polvo
  • 5 claras de huevo (No  comprarlas sueltas, que la receta lleva 5 huevos)
  • 2 yemas
  • 2 láminas de gelatina
  • 40 ml de leche

Para la yema de cobertura

  • 3 yemas de huevo
  • 135 gr de azúcar
  • 12 gr de maicena
  • 50 ml de agua
  • azúcar blanquilla para espolvorear y luego quemar

Para decorar

  • 400 gr de nata para montar 35% M.G.
  • 60 gr de azúcar en polvo
  • 4 cucharadas de leche en polvo (opcional pero da firmeza a la nata)
  • Almendra triturada, y sino la pasamos por la picadora

Cómo hacer tarta DE WHISKY SIN HORNO

Si podéis prepararlo todo un día antes mejor, sino pues dejar reposar un rato.

Para el almíbar de whisky es fácil, ponemos el agua en un cazo a calentar junto al azúcar y dejamos que esta se disuelva, cuando esto haya ocurrido, añadimos el whisky, mezclamos bien, el tiempo de evaporación es la medida alcohólica  de la tarta y dejamos reposar para que se enfríe.

La yema del relleno es una masa con gelatina que nos servirá para dar estructura a nuestra tarta. Separamos las yemas, de las claras de dos huevos, hay que guardar las claras, que las usaremos

Poner las hojas de gelatina a remojo con agua, como pone el fabricante.

En una cazuela ponemos al baño maría la leche, y se caliente un poco , añadimos la gelatina escurrida y las yemas y el azúcar. Mezclamos. Fuego siempre muy flujo y lento par que no se cuajen los huevos. Dejamos unos minutos solo para que la crema tome cuerpo. Reservamos en un recipiente y tapamos con un papel transparente de cocina.

Para la yema tostada

En un vaso con de agua(medio), ponemos la maicena y removemos bien para que se deshaga. Luego con  las yemas de las claras de los 3 huevos que nos quedan, y añadimos las yemas y mezclamos.

En un cazo ponemos los 50 ml de agua, el azúcar. Cuando rompa a hervir añadimos la mezcla anterior, removemos bien, sin parar, hasta que vuelva a hervir y retiramos del fuego. Reservamos en un recipiente lo tapamos con papel transparente de cocina y reservamos. .

Estas tres preparaciones las dejamos enfriar reposando.

Cuando estén frías, montamos las 5 claras, con el robot o aparato que tengáis. Cuando vaya por la mitad del montado, añadimos espolvoreando el azúcar. Estará listo cuando forme picos. Reservamos.

Y por último cogemos la yema del relleno y la montamos un poco, con cuidado que no se rompa la gelatina.

Solo nos queda mezclar las tres masas con mimo de abajo arriba.

Ponemos el bizcocho que hará de base en el molde desmoldable, bañamos bien con el almíbar de whisky.

Agregamos la mezcla anterior y alisamos con una lengua de cocina.

Ponemos el otro bizcocho arriba, y volvemos a bañar con el almíbar de whisky. Lo metemos en el congelador, 3 o 4 horas.

Pasado este tiempo, sacamos del congelador, ponemos la yema de cobertura por encima. Espolvoreamos con azúcar.

Y con un soplete o un quemador la tostamos. Pasamos la tarta a un plato .

Decoramos a gusto.

Volvemos a llevar al congelador, si es de un dia a otro mejor.

arroz con leche light sin horno

Arroz con leche light sin horno

Si buscas una receta para  light y satisfacer el antojo, conoce la receta de arroz con leche light si horno. El arroz con leche light sin horno sustituye la leche entera por leche desnatada, así disminuimos el aporte de grasa y agregamos calcio a nuestra dieta.

 

Un vaso de leche desnatada (250 ml.), contiene 302 mg. de calcio. Durante las etapas de menstruación, embarazo, lactancia y menopausia se incrementa la necesidad de calcio en las mujeres. Por eso te traemos la receta de arroz con leche light si  horno para cuidar tu salud ósea y figura.



INGREDIENTES

(6 personas)

  • 1 taza de arroz blanco (250 gr)
  • 1 lt. de leche desnatada
  • Ralladura de 1 naranja
  • Ralladura de 1 limón
  • Edulcorante (si queremos)
  • 1 rama de canela o canela en polvo

PASOS PARA COCINAR

  1. Lava y escurre el arroz bajo el grifo.
  2. Pon a hervir el arroz en 1 litro de agua.
  3. Agrega la canela, las ralladuras  y 12 gr. de edulcorante si quieres.
  4. Deja hervir el arroz hasta que se consuma todo el agua.
  5. Remueve constantemente para que no se pegue.
  6. Cuando notes que el arroz adquiere una consistencia suave y no tiene exceso de agua, agrega el litro de leche desnatada.
  7. Deja que todo hierva con la leche.
  8. Retira del fuego y déjalo en la misma olla tapado reposando. Se puede consumir en el momento o llevar al refrigerador para comer frío más tarde

Calorias del arroz con leche light

1 porción=  84 kcal, 0.2 gramos de grasa, 5.7 gramos de proteínas y 10.4 gramos de carbohidratos.

La canela, las ralladuras y la sacarina son considerados alimentos libres de energía, no se consideran en el conteo calórico.

Recuerda combinar estás comidas con una dieta equilibrada y si eres intolerante a la lactosa o vegetariano estricto, puedes utilizar leche de origen vegetal, como la de soya, almendras o alpiste, que también sirven.

Pizza margarita ingredientes

Ingredientes para Pizza Margarita Casera Receta napolitana

  • 220 gr. de masa de pizza italiana del supermercado
  • 90 gr. de queso mozzarella
  • 8 o 10 Hojas de albahaca fresca
  • 100 gramos de salsa de tomate natural triturado
  • Sal y pimienta negra, de molinillo.
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar una pizza Margarita como su receta original. Si hablamos de pizzas, la pizza de entre todas las pizzas, tenemos que hablar de pizza Margarita o Margherita.

Este tipo de pizza casera italiana esta formada por una masa de pizza napolitana como base y acompañada por 6 ingredientes solamente. Tan sencillo como un poco de tomate, queso mozzarella, albahaca fresca, sal, pimienta negra recién molida y aceite de oliva virgen extra. Es sin duda la pizza napolitana más popular y la encontramos en cartas de restaurantes como Telepizza.

Dicen que su historia se remonta a 1871 para honrar a la reina de Italia, Margarita de Saboya. El cocinero Raffaele Esposito Brandi creó la pizza Margarita. En ella representó los colores de la bandera italiana con tomate, queso mozzarella y albahaca.

Los entendidos italianos dicen que solo hay dos pizzas verdaderas: la Pizza Margarita y la Pizza Napolitana. Os animo a que probéis esta pizza tan sencilla, barata y deliciosa. Esta pizza es la considerada como la base para hacer otras elaboraciones. El resultado es realmente espectacular, probarla y luego ya me contáis. Estoy seguro que la incorporáis como una de vuestras pizzas preferidas.

Preparación de la masa de pizza

  1. Si hemos optado por preparar una masa de pizza casera, en el blog podéis encontrar la receta de como la hacemos en casa. Se trata de una masa muy sabrosa y tierna que os animo a que preparéis.
  2. Una vez que tenemos la masa de pizza preparada, lo primero que hacemos es encender el horno. A tope, lo máximo que de vuestro horno. En mi caso a 250º C durante unos 10 minutos y que esté caliente en el momento de introducir la pizza.
  3. Como la temperatura ha de ser alta, puede llevar bien unos 10 o 15 minutos. Será el tiempo recomendado que necesitemos para montar la pizza.
  4. Ponemos un cuenco (apto para horno) con agua, para que tenga algo de humedad cuando vayamos a hornearla.
  5. Una vez que tenemos la masa de la pizza preparada, ya extendida en papel de horno, preparamos el relleno.

Preparación de la salsa de tomate para la pizza margarita

  1. Si no tenemos tomate natural triturado lo podemos hacer casa de manera muy sencilla. Pelamos dos tomates y lo partimos a la mitad. Con ayuda de un rallador conseguiremos esa salsa natural que será la base de nuestra pizza.
  2. Si elegimos rallar el tomate, tenemos que evitar un excesivo líquido, con lo que es mejor un filtrado para eliminar agua, cuanta más mejor.
  3. Le añadimos un poquito de sal y pimienta negra recién molida. Partimos unas 3-4 hojas de albahaca fresca en la salsa de tomate con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. Removemos para juntar todos los ingredientes.
  4. Untamos con el tomate triturado por toda la superficie de la masa. Teniendo cuidado de dejar libre unos 2 cm. por todo el perímetro de la pizza. Podemos ayudarnos con una cuchara o cucharón, sino con las propias manos (siempre limpias).

Horneado de la pizza margarita

  1. Cortamos el queso mozzarella en láminas gruesas y las repartimos por la superficie de la pizza. Sin cargarla demasiado, no debe de llevar mucha cantidad.
  2. Llevamos la pizza entre dos personas la pizza entre dos personas por las esquinas del papel de horno con cuidado. Abrimos el horno y la ponemos en la bandeja del medio que estará muy caliente.
  3. Horneamos con el horno bien caliente a 250º C calor arriba-abajo y aire durante 7-8 minutos. Es tiempo suficiente para que la masa esté lista y el queso fundido.
  4. Distribuimos unas hojitas de albahaca fresca por encima y regamos con un pequeño hilo de aceite de oliva virgen extra. Lista para disfrutar de la madre de todas las pizzas.

Como veis es muy fácil disfrutar en casa de una pizza margarita casera italiana y de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el álbum de la pizza Margarita.

Revuelto de gulas y gambas sin jamón ni champiñones

El revuelto de gulas y gambas es una receta ligera y sabrosa con la que preparar una comida o cena con un alto contenido en proteína. Mucha gente añade a la mezlca jamón y champiñones pero en nuestro caso vamos a realizar el plato sin estos ingredientes.
  • 8 Huevos
  • 250 gramos de gambas peladas
  • 250 gramos de Gulas
  • Aceite de oliva (Al gusto)
  • Perejil (Al gusto)
  • Sal (Al gusto)
  • Ajo (Al gusto)

Elaboración del revuelto de gulas y gambas

  • Descongelar las gulas

    Descongelamos las gulas y las gambas si son congeladas.

  • Batir los huevos en un bol y añadir sal

    Batimos los huevos en un bol hasta que estén bien batidos y le añadimos un pizca de sal.

  • Poner una sartén al fuego con el aceite y  ajo

    Salteamos las gambas y añadimos las gulas con ajo si os gusta sino nada. Cuando estén rehogadas, incorporamos los huevos. Removemos hasta que los huevos se cuajen.

  • Servir el revuelto recién hecho adornado con perejil picado

    Servimos el revuelto y lo adornamos con perejil picado.

Calorías del revuelto de gulas y gambas

Esta receta tiene aproximadamente 300 calorías por ración. Los huevos tienen unas 80 calorías por unidad, las gulas unas 160 calorías por 100 gr y las gambas son muy ligeras, no llegan a las 100 calorías. Perfecto para una dieta alta en proteína.

Hojaldre relleno de solomillo bacon y queso sin aceite

Vamos a preparar Hojaldre Relleno de Solomillo con Bacon y Queso. Es una receta muy sencilla que puede hacer cualquiera

Puedes pedir al carnicero de confianza que te prepare el solomillo para hacerlo relleno.

Es una receta que siempre triunfa . A veces te tocará hacer 2 o 3 para comer.

Espero que os guste,  pues es facilísima y está buenísima.

Hojaldre Relleno de Solomillo con Bacon y Queso sin aceite

Ingredientes para 6 personas:

  • 2 láminas de hojaldre
  • 2 solomillos de cerdo
  • Lonchas de bacon
  • Lonchas de queso o queso rallado
  • Sal
  • Pimienta
  • Huevo batido
  • Cebollino fresco
  • Semillas de Sésamo
  • 1 huevo pequeño
  • Salsa de Tomate Casera

Elaboración:

Añadimos la sal y la pimienta a los solomillos, abiertos para rellenar.  Colocaremos hacia el centro una tira de bacon y otra de queso, alternando.

Dependiendo del tamaño de los solomillos poner las lonchas que necesitéis. Hasta que haya suficiente y se pueda cerrar.

La receta, podemos decir, original, llevaba lonchas de queso normales, pero le podemos poner el queso rallado que más nos guste. Una de las lochas de bacon antes de meterla dentro la pasamos por la sartén con lo que aprovecharemos para sellar más tarde el solomillo.

Los ataremos con hilo de cocina y sellaremos en una sartén con el aceite del bacon, un par de minutos por cada lado. Dejaremos enfriar y retiraremos el hilo.

Calentaremos el horno a 180 grados, calor arriba y abajo, sin aire y batiremos el huevo en un bol.

Extenderemos las láminas de hojaldre con cuidado y colocaremos en el centro de cada una de ellas un solomillo relleno. Cerraremos las láminas por encima los solomillos y las sellaremos con ayuda de un pincel, con un poco del huevo batido. Es mejor que las láminas de hojaldre sean cuadradas o rectangulares que redondas.

Pincelaremos la superficie del hojaldre con huevo batido, repartiremos las semillas de sésamo y el cebollino fresco picado.

Hornearemos 40 minutos.

Serviremos el Hojaldre Relleno de Solomillo con la salsa casera de tomate.

 

Hojaldre Relleno de Solomillo con Bacon y Queso