Archivo de la categoría: CARNES

Tacos de carne picada con aderezo casero

Tacos de carne picada con aderezo casero

Si tienes carne picada en casa y unos tacos o fajitas aquí te presentamos un aderezo casi perfecto para disfrutar de unos buenos tacos mejicanos versión coca

INGREDIENTES

  • 2 cucharaditas de cebolla picada seca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de chile en polvo
  • ½ cucharadita de maicena
  • ½ cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de copos de pimiento rojo
  • ¼ cucharadita de pimienta de cayena
  • ¼ cucharadita de ajo seco picado
  • ¼ cucharadita de orégano seco
  • 1 libra de carne molida
  • ½ taza de agua

INSTRUCCIONES

  • Paso 1
    Mezcla la cebolla picada, la sal, el chile en polvo, la maicena, el comino, las escamas de pimiento rojo, la pimienta de cayena, el ajo seco picado y el orégano en un tazón.
  • Paso 2
    Calienta una sartén grande a fuego medio-alto. Desmenuce la carne picada en la sartén caliente. Cocine y revuelva hasta que la carne esté completamente dorada, de 7 a 10 minutos. Escurra y deseche el exceso de grasa.
  • Paso 3
    Devolver la carne picada al calor. Vierta la mezcla de condimentos y el agua sobre la carne; revuelva para combinar. Deje hervir a fuego lento y cocine hasta que la humedad se absorba en la carne, unos 5 minutos.
Pechugas de pollo al horno sencillas

Pechugas de pollo al horno sencillas

Una simple receta básica para cocinar un montón de pechugas de pollo sin piel y sin hueso.

INGREDIENTES

  • 4 mitades de pechuga, sin piel y sin hueso, mitades de pechuga de pollo sin piel y sin hueso.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de sal marina gruesa
  • 1 pizca de condimento criollo o cualquier otro
  • 1 cucharada de agua, o según sea necesario

Instrucciones

  • Paso 1
    Precalentar el horno de convección a 400 grados F (200 grados C).
  • Paso 2
    Frota las pechugas de pollo con aceite de oliva y espolvorea ambos lados con sal y condimento criollo. Coloca el pollo en una bandeja de asar.
  • Paso 3
    Hornee en el horno precalentado durante 10 minutos. Voltear el pollo y cocinarlo hasta que ya no esté rosado en el centro y los jugos sean claros, unos 15 minutos más. Un termómetro de lectura instantánea insertado en el centro debe leer al menos 165 grados F (74 grados C).
  • Paso 4
    Retira el pollo de la sartén. Vierta agua en la sartén, mientras raspa los trozos de comida dorados del fondo de la sartén con una cuchara de madera. Añada más agua si es necesario para sacar los trozos dorados; sírvalo junto con el pollo.

 

Cómo recalentar el bistec de la manera correcta

Cómo recalentar el bistec de la manera correcta

El bistec es uno de los platos más satisfactorios y caros de cualquier menú. Pero si alguna vez has intentado envolver este plato para después, sabrás que nunca está a la altura de su recuerdo al día siguiente.

El problema no es el bistec: tu delicioso New York Strip está en la nevera, esperando ser devuelto a la gloria de ayer. Pero si se recalienta de la manera incorrecta, lo que una vez fue un medio raro perfecto puede ser cocinado en poco tiempo. El filete puede volverse duro, masticable y perder su sabor, dejándote con un trozo de carne que preferirías sacar de su miseria (o incluso alimentar al perro).

Cómo recalentar un filete en el microondas

Por muy fácil que sea meter algo en el microondas y olvidarlo durante dos minutos, no querrás hacer esto con un filete. El filete en el microondas lo secará, y causará que la grasa se agarre en trozos duros y masticables. Si decide meter el bistec en el microondas, ya sea que sea la única opción de recalentamiento en su lugar de trabajo o que se comprometa a un día de poco esfuerzo en casa, aquí tiene algunos trucos para una gran experiencia.

Empiece colocando el filete en un plato apto para microondas y coloque una toalla de papel ligeramente húmeda encima. Esto capturará cualquier humedad restante, evitando que el filete se seque. Asegúrese de que el microondas esté a temperatura media y cocine el filete en intervalos de 30 segundos, volteando el filete en el medio. Esto mantendrá el proceso de recalentamiento parejo, y evitará que su filete se cocine demasiado. Hágalo durante 90 segundos a 2 minutos. El tiempo exacto variará dependiendo de la potencia del microondas y del grosor del filete.

El resultado es un filete que es jugoso y aún así lleno de sabor. Puede que no esté crujiente, o no sea tan bueno como ayer, pero hará que Barb de contabilidad se ponga celosa de las sobras de anoche.

También probamos agregar una pequeña porción de mantequilla salada sobre el bistec; aunque reintrodujo algo de humedad y sabor, la mayor parte de la mantequilla se encuentra en el fondo del plato y hace que el bistec recalentado sea más grasoso de lo necesario.

Cómo recalentar el filete en la fuego

Encontramos que cocinar un bistec en la cocina es una gran manera de mantener el fuego exterior. Ponga el filete en una cacerola con una cucharadita de aceite a fuego medio-bajo y cubra la cacerola con una tapa durante unos segundos para que circule algo de calor por toda la carne. Recuerden que al igual que con el microondas, si cocinan el bistec demasiado rápido y a una temperatura demasiado alta se secará.

Con este método, es mejor dejar de esperar que su bistec esté siempre fresco y jugoso. Para aprovechar al máximo el filete previamente cocinado, córtelo en trozos del tamaño de un bocado y añádalo a recetas frescas como un filete con trozos de huevo o una quesadilla de fajita.

Cómo recalentar un bistec: Horno de fuego

De todos los métodos probados, este método de cocción en horno y sartén le dará la mejor relación de jugo a crujiente para su bistec:

Comience por poner el horno a 250°F. Esta baja temperatura retendrá los jugos de su filete. Agarre una bandeja de hornear poco profunda y coloque una rejilla de enfriamiento estable dentro de ella. Esto ayudará a distribuir el calor de manera uniforme alrededor de todo el filete sin tener que darle la vuelta. Ponga el filete en la rejilla y métalo en el horno durante unos 25 o 30 minutos, o hasta que la temperatura interna alcance unos 100-110°F.

A continuación, revuelva una cucharada de aceite vegetal en una sartén mediana o una sartén de hierro fundido y colóquela en la estufa a fuego medio-alto. Añada su bistec a la sartén cuando el aceite esté casi humeante. Deje que el filete se cocine durante unos 60 segundos por cada lado, el tiempo suficiente para que quede crujiente sin que se cocine demasiado. Deje reposar de 5 a 10 minutos antes de cortarlo.

Prepárese para el éxito:

No recaliente su filete directamente del refrigerador, primero déjelo reposar por unos 30 minutos. Esto hará que sea menos probable que el filete se cocine demasiado y es una forma fácil de aumentar sus posibilidades de tener una experiencia de recalentamiento exitosa.

Si desea cocinar un trozo de bistec que sabe que probablemente no podrá hacer, cocínelo a propósito por un minuto. Cocine durante unos tres minutos de cada lado para obtener un filete bien chamuscado y medio crudo que su aparato de recalentamiento preferido no cocinará demasiado al día siguiente.

Receta de Bierocks Alemanes

Receta de Bierocks Alemanes

INGRENDIENTES

  • 2 tazas de agua caliente
  • 2 paquetes (.25 onzas) de levadura seca activa
  • ½ taza de azúcar blanca
  • ¼ taza de margarina, ablandada
  • 1 huevo
  • 2 cucharaditas de sal
  • 7 tazas de harina para todo uso
  • 1 libra de carne molida magra
  • 1 taza de cebolla picada
  • 6 tazas de col rallada
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • ¼ taza de mantequilla derretida

Instrucciones

  • Paso 1
    • Preparar la masa: En un gran tazón, disolver la levadura en agua caliente. Déjela reposar hasta que esté cremosa, unos 10 minutos. Mezclar con el azúcar, la margarina, el huevo, la sal y la mitad de la harina. Bata hasta que esté suave; añada el resto de la harina hasta que la masa se reúna. Colóquela en un recipiente con aceite. Cúbrelo con papel de aluminio y refrigéralo durante 2 horas o durante la noche, O déjalo subir durante 1 hora.
    • Paso 2
      • En una sartén grande y pesada, la carne marrón. Añade la cebolla, el repollo, la sal y hierve a fuego lento durante 30 minutos. Enfriar hasta que esté tibia. Precaliente el horno a 350 grados F (175 grados C.) Cubra una bandeja de galletas con spray antiadherente.
    • Paso 3
      • Golpea la masa y divídela en 20 pedazos. Extienda cada trozo de masa sobre una superficie sin enharinar y rellene con aproximadamente 2 cucharadas de relleno. Doble la masa y selle los bordes. Colóquela en una bandeja para galletas preparada y déjela reposar durante 1 hora.
    • Paso 4
      • Hornee en el horno precalentado durante 25 minutos, o hasta que se dore. Cepillar con mantequilla y servir.
SLOPPY JOES

Receta de SLOPPY JOES CASERO

Los Sloppy Joes pueden ser increíbles, ¿no lo sabías? No tiene por qué ser una comida rápida, lanzada desde una lata que los niños puedan tolerar. Puede ser sabrosa y llena de deliciosos vegetales. ¡Puede tener textura!

Tostar los bollos antes de colocar la carne. ¡Esto llevará a sus Sloppy Joes al siguiente nivel! Simplemente colóquelos con la cara abierta en una bandeja de hornear y póngalos bajo la parrilla del horno. Ase durante 1 o 2 minutos hasta que estén ligeramente dorados, pero vigílelos para que no se quemen.

¿QUÉ TIPO DE CARNE MOLIDA DEBO USAR?

Una mezcla de carne molida magra (93/7) es una gran opción para los «sloppy joes». Apenas tiene grasa, lo que significa que probablemente ni siquiera necesite escurrir la grasa de su carne. Si te gustan los Sloppy Joes grasientos, puedes usar una carne molida con mayor contenido de grasa.

¿TENGO QUE AÑADIR TODAS LAS VERDURAS?

No. Puedes ajustar la cantidad de verduras a tu gusto personal. Sin embargo, las verduras añaden un sabor extra y una textura asombrosa a este sándwich históricamente blando de nuestra infancia, y recomendamos seguir la receta lo más cerca posible.

¿DE DÓNDE VIENE EL NOMBRE «SLOPPY JOE»?

Hay mucho debate sobre quién creó originalmente el Sloppy Joe. Se dice que un hombre llamado Joe en Iowa posiblemente creó el Sloppy Joe en 1930. Otra posibilidad, el Sloppy Joe’s Bar en Key West, Florida, ha servido a los Sloppy Joes desde que abrieron en 1933. Por último, pero no menos importante, el Sloppy Joe’s Saloon en La Habana es otro aspirante a creador original. Entonces, ¿quién inventó realmente este sándwich de carne suelta favorito? Puede que el mundo nunca lo sepa.

ternera stroganoff

TERNERA STROGANOFF LA VIEJA USANZA

¿Por qué la carne de vacuno stroganoff viene de una caja, cuando es tan rápido y fácil de hacer desde cero? Con tanta salsa espesa y cremosa y carne sabrosa, nadie puede negar que el bife stroganoff es el último alimento reconfortante. ¡Incluso los quisquillosos que odian los champiñones en la casa volverán por unos segundos!

Conocemos y amamos esta receta con fideos de huevo, sin embargo la carne de vacuno stroganoff se servía tradicionalmente con patatas, y en todo el mundo también se ha conocido para acompañar el arroz. Nos gustan especialmente los fideos de huevo, pero con tantas variedades posibles, ¡hay algo para todos!

NO TENGO SALSA WORCESTERSHIRE A MANO. ¿PUEDO SUSTITUIRLA POR OTRA COSA?

Siempre recomendamos seguir la receta original, ya que así se obtendrán los mejores resultados. Sin embargo, la salsa de soja es un sustituto 1:1, y el sustituto más cercano y recomendado para la salsa Worcestershire.

¿QUÉ TIPO DE HONGOS DEBO USAR?

¡Usted es bienvenido a experimentar con varios tipos de hongos en esta receta! Los champiñones White Button son más suaves en sabor, y funcionarían bien en la carne de vacuno stroganoff. Los Crimini son más sabrosos, pero pueden usarse indistintamente con los champiñones blancos. Los hongos Portobello son mucho más ricos en sabor, pero podrían funcionar bien aquí también. Dato curioso: ¡Los hongos Crimini son simplemente Portobellos jóvenes y pequeños!

¿PUEDO USAR CUALQUIER OTRO CORTE DE CARNE?

El secreto para hacer el mejor filete stroganoff es el corte y la calidad de la carne utilizada. Busca un corte con una buena cantidad de grasa marmoleada en todo el cuerpo. El ribeye deshuesado y el lomo de res son dos grandes cortes de carne si quiere experimentar con algo más que el filete de lomo de res.

¿Amantes de la carne molida? Para reemplazar el filete con carne molida, simplemente caliéntelo en una sartén hasta que se cocine bien, y luego escurra el exceso de grasa.

¿QUÉ DEBO SERVIR CON LA CARNE STROGANOFF?

No a todo el mundo le gustan los fideos de huevo, ¡y eso está bien! Tu tipo favorito de pasta, puré de patatas o arroz funcionaría bien. ¿Buscas una opción más saludable? Prueba los fideos de calabacín o el puré de coliflor.

 

INGREDIENTES

1 cucharada de aceite de oliva
2 libras de filete de solomillo de ternera cortado en tiras finas.
1/4 de taza de harina para todo uso
1 libra de fideos de huevo
1 cebolla blanca mediana cortada en rodajas
8 onzas de hongos en rodajas
1/4 de taza de mantequilla salada
3 tazas de caldo de carne
2 cucharadas de salsa Worcestershire
1 taza de crema agria
1 cucharada de mostaza dijon
sal y pimienta al gusto

 

INSTRUCCIONES

Cortar la carne de vaca contra el grano en rebanadas finas. Espolvoréala con harina para cubrirla. Poner a un lado.
Cocine los fideos de huevo según las instrucciones del paquete. Escurrir bien.
Mientras tanto, calienta el aceite de oliva en una sartén grande y pesada a fuego medio-alto. Añada las cebollas y los hongos y saltee hasta que estén tiernos, unos 7 minutos. Retire de la sartén y déjelo a un lado.
Sin limpiar la sartén, añada la mantequilla y deje que se derrita a fuego medio-alto. Añada las rebanadas de carne y cocine hasta que se doren, de 4 a 5 minutos.
Devuelva las cebollas y los champiñones a la sartén. Vierta el caldo de carne de vaca y la salsa Worcestershire y deje que hierva a fuego lento. Cocine a fuego lento hasta que se espese, de 2 a 3 minutos.
Añada la crema agria y el dijon hasta que se incorpore. Añade los fideos de huevo cocidos a la salsa. Revuelva para combinar y sirva caliente. Sazonar con sal y pimienta, al gusto.

Pollo a la cerveza sin horno

Tiempo de Preparación: 1 hour

 

POLLO A LA CERVEZA SIN HORNO

 

Pollo a la cerveza sin horno. Una receta con mucha calidad. Es como el pollo guisado tradicional pero, usaremos cerveza como ingrediente principal de la salsa, en lugar de agua o de caldo de pollo. Además, para darle un toque  más dulce y contrarrestar el sabor amargo de la cerveza, usaremos muchas verduras de sabor dulce, como la cebolla o la zanahoria. Aunque puedes utilizar las que quieras o te gusten más. Para preparar este pollo a la cerveza, puedes emplear la cerveza que más te gusta. Desde la típica rubia “pilsen” Mahou o similar a cervezas tostadas, con más personalidad. O incluso y por qué no, cerveza negra. La receta más tradicional, utiliza una cerveza rubia, cuyo sabor no sobresalen mucho por encima del plato.

 

INGREDIENTES para hacer un pollo a la cerveza sin horno para 4 personas:

 

  • 8 muslos de pollo o un pollo entero
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cebollas
  • 4 zanahorias
  • 1 pimiento rojo
  • tomillo y romero secos
  • 2 hojas de laurel
  • 1l de cerveza
  • 2 cucharas de harina
  • Un puñadito de perejil fresco picado
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

 

RECETA DEL POLLO A LA CERVEZA SIN HORNO:

 

1.- Si utilizamos un pollo entero, despiezamos las pechugas y los muslos. Si no, podemos utilizar directamente unos muslos de pollo y pasamos directamente al segundo paso (como yo he hecho).

2.- En una ollita alta, ponemos un chorrito de aceite a calentar a fuego fuerte Cuando esté caliente añadimos el pollo y lo sellamos por todos sus lados. La idea, es dejar que coja color, pero dejándolo crudo en su interior. En total, unos 3 o 4 minutos de cocción. Pasado el tiempo, retiramos el pollo y lo reservamos en un plato.

3.- En el mismo aceite donde hemos sellado el pollo, añadimos los dientes de ajo, las cebollas y el pimiento rojo. Estos ingredientes bien picados. Añadimos también las zanahorias pero, en este caso, cortadas en rodajas finas. Salpimentamos y removemos con frecuencia, mientras dejamos cocinar a fuego suave unos 15 minutos.

4.- Pasado el tiempo y con la cebolla ya bien transparente y la zanahoria parcialmente cocinada, añadimos las dos cucharadas de harina. Esta harina, va a dar después a la salsa cierto “cuerpo”. Seguirá siendo mayoritariamente líquida pero tendrá cierta consistencia, que “llamará” más al ojo e incitará más a untar con pan. Mezclamos todos los ingredientes e integramos la harina con la verdura. Dejamos cocinar 2 minutos más a fuego suave

5.- Ahora, devolvemos el pollo a la olla. Introducimos también los jugos que haya podido soltar al plato. Añadimos el tomillo y el romero, las hojas de laurel y cubrimos todo con generosa cantidad de cerveza. Como decía, la gracia de este plato está en la cerveza. Y va a variar mucho del tipo que utilices. Cuanta más fuerte sea, más amargo va a quedar el plato. Puedes realizar esta receta varias veces, probando con diferentes tipos de cerveza. No obstante, si no te gusta la comida con demasiado sabor, comienza utilizando una cerveza rubia. Una normalita. Eso sí, por el alcohol no te preocupes. Se va a evaporar absolutamente todo en la cocción

6.- Mezclamos e integramos bien todos los ingredientes con una cuchara y dejamos cocer a fuego suave unos 45-50 minutos, hasta que la salsa reduzca y espese, haya concentración de sabores y el pollo quede totalmente cocinado y tierno

 

El pollo a la cerveza sin horno, aunque se prepara prácticamente igual que el pollo guisado de toda la vida, varía mucho en sabor.

Salsa de verduras para carne al horno

«Salsa de Verduras»

Con esta receta que ahora os planteamos, vamos a preparar una estupenda salsa ideal para servir con carne. Vamos a detallaros la elaboración de una sabrosa y nutritiva salsa de verduras para carne al horno, que merece la pena preparar.

Receta de Salsa de Verduras para carne al horno

Esta salsa de verduras es un tipo de salsa no muy famosa, pero que es ideal para servir como acompañamiento para cualquier tipo de plato de carne al horno. Es una salsa muy saludable y sabrosa, que puedes aprender a preparar a continuación.

Ingredientes de Salsa de Verduras para carne al horno:

– 200 gramos de tomates
– 200 gramos de cebolla
– 200 gramos de calabacines
– 200 gramos de zanahoria
– Dos dientes de ajo
– 250 ml de caldo de verduras
– Sal
– Pimienta negra molida
– Orégano
– Aceite de oliva virgen

Preparación de Salsa de Verduras:

Vamos a comenzar a preparar esta sabrosa y nutritiva salsa de verduras preparando todos los ingredientes que vamos a necesitar emplear. Lo primero que haremos será dejar listos los tomates, que pueden ser tomates de lata pelados, que vienen ya preparados para utilizar, ya que únicamente debemos trocearlos antes de cocinarlos, o bien podemos emplear tomates naturales, lo que es lo más indicado durante la época estival, dónde encontraremos los mejores tomates en el mercado, lo que hará que la salsa nos quede mucho más sabrosa. Otra opción es emplear tomate natural triturado si te gusta más, lo que se puede conseguir triturando los tomates naturales o utilizar una lata de tomate ya triturado.

A continuación vamos a pelar la zanahoria y la cortamos en trozos de un tamaño no demasiado grande, intentando que queden todos más o menos del mismo tamaño. Pelamos también la cebolla quitándole la capa exterior y después la troceamos en trozos de un tamaño un poco mayor que la zanahoria. Cogemos a continuación dos dientes de ajo, los pelamos y después los cortamos en láminas no muy gruesas, o en trocitos, como más nos guste. Y finalmente pelamos los calabacines y los troceamos en forma de daditos de tamaño regular. Teniendo ya todas nuestras verduras preparadas y listas para cocinarlas vamos a comenzar a elaborar la salsa de verduras, para lo que ponemos a calentar una cacerola con un chorreón de aceite de oliva virgen, a fuego medio, para cocinarlo todo poco a poco.

Lo primero que agregaremos a la cacerola será la zanahoria troceada, la cual vamos a cocinar durante unos pocos minutos, removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue. A continuación agregamos la cebolla troceada y le echamos sal por encima, para ayudar a que se poche bien, y la dejamos un par de minutos o tres antes de agregar los ajos troceados, sin dejar de remover cada cierto tiempo. Tras un par de minutos más agregamos los calabacines a la cacerola y los rehogamos otros tres o cuatro minutos. Entonces echamos los tomates a la cacerola y los cocinamos hasta que queden bien desechos junto al resto de verduras.

Por último agregamos un poco de pimienta negra molida y orégano y después vertemos el caldo de verduras, ya sea comprado o bien hecho de forma casera, y dejamos cocinar a fuego medio unos 15 minutos, para que se terminen de hacer las verduras y se mezclen bien los sabores. Es importante remover cada cierto tiempo el contenido de la cacerola, así no se pegará nada al fondo de la misma, lo que podría dar mal sabor a la salsa. Una vez tengamos la verdura bien blandita, ya podemos servir nuestra rica salsa de verduras por encima de la carne al horno que vayamos a acompañar. Si te gusta puedes animarte y probar a prepararla con diferentes verduras a las que hemos empleado, así puedes preparar diferentes variantes.

Raciones / Unidades: 1
Tiempo Aproximado de Preparación: 30M
Calorías Aproximadas: 60

Salsa a la pimienta sin nata

Salsa a la pimienta para carnes sin nata

Vamos a preparar una salsa a la pimienta para carnes sin nata, una receta que se preparar muy rápida y que es de lo más sencilla.

Es  fácil cocinar una salsa de pimienta casera, no tiene ningún tipo de complicación y por supuesto tiene que ser aromática con el sabor característico de la pimienta pero no tiene por que picar.

Una salsa cremosa que va genial con las carnes y las pastas y aunque es bastante calórica por eso vamos a sustituir la nata por  leche evaporada o agua y harina para espesar.

En cualquier caso ya veréis que esta buenísimas y en un momento la vas a poder preparar.

  • 1 cucharada de aceite de oliva o mantequilla
  • 1 cucharadita de café de pimienta negra en grano, unos 10-15 granos
  • 1/2 cucharadita de café de pimienta negra molida
  • 1 chorrito de coñac o brandy, unos 20 gr
  • 200 gr de leche evaporada, crema de leche o agua con harina
  • 1/2 vasito de caldo de carne concentrado o 1/2 pastilla de carne
  • 1 pizca de sal
  • Pimienta negra recién molida

Elaboración:

En una sartén a se posible antiadherente echamos el aceite o la mantequilla junto con los granos de pimienta, cuando empiecen a borbotear le añadimos el  brandy o coñac, cuidado porque salta bastante.

Dejamos que se evapore al alcohol, lo hace casi inmediatamente y si tenemos el caldo de carne se lo añadimos y dejamos que reduzca un poco, si vais a usar una pastilla saltaros este paso.

Seguido le añadimos la leche evaporada o la nata o crema de leche y dejamos que hierva unos minutos, si usáis pastilla echarla ahora.

Movemos constantemente ya que es una salsa que suele agarrarse a la sartén.

Le añadimos una pizca de sal y la pimienta molida, de poco en poco, ir probando es mejor que os quedéis cortos a que os paséis.

Por último le añadimos un poco de pimienta negra recién molida y servimos con la carne.

Si no vais a usar la salsa inmediatamente, ponerle un poco de papel film, papel transparente de cocina. por encima tocado la superficie para que no le salga costra.

Espero que os haya gustado esta salsa a la pimienta para carnes sin nata.

Berenjenas rellenas sin bechamel

 

Berenjenas al horno sin bechamel

Berenjenas rellenas de carne sin bechamel

Hoy para comer tenemos berenjenas rellenas de carne picada sin bechamel, un gran plato que puedes preparar en unos pocos minutos. Hay muchas maneras de preparar unas berenjenas, pero sin duda, esta es la más sabrosa, y por la que más optan los que no les gustan las verduras.

Típicamente, esta receta de berenjenas rellena pide carne picada, y yo lo hago con una mezcla de cerdo y ternera, aunque tampoco quedaría mal carne de pollo desmenuzada.

Y sin duda puedes utilizar berenjenas grande, pero me parecen mejor las berenjenas pequeñas para que cada uno pueda coger la suya.

Puedes servir estas berenjenas rellenas como guarnición o como un segundo plato. Tengo que decir que llena bastante.

Ingredientes para 6 raciones:

  • 9 berenjenas pequeñas
  • Sal para salar las berenjenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla, picada
  • 1 diente de ajo, picado
  • 400 gr de carne picada
  • Varias hojas de albahaca fresca
  • 30 gr de piñones tostados
  • 425 gr de salsa de tomate
  • Sal y pimienta negra
  • 100 gr de queso rallado (el que quieras)

Instrucciones a seguir:

  1. Precalienta el horno a 200 ºC.
  2. Lava bien y seca las berenjenas con papel de cocina. Corta cada berenjena a la mitad, longitudinalmente. Coloca cada mitad en una bandeja grande forrada con papel de horno y espolvorea sal por encima. Deja a un lado por un periodo de 30 minutos. Esto permitirá que las berenjenas eliminen su amargor. Cuando pase el tiempo, lava las berenjenas, sécalas y hazle unos cortes en la carne. Introdúcelas en el horno durante 1 hora.
  3. Mientras tanto, pela y pica finamente la cebolla y el ajo. En una sartén, calienta 2 cucharadas de aceite de oliva virgen. Cuando esté caliente agrega la cebolla y deja que se sofría durante 15 minutos, hasta que empiece a coger color y se ablande.
  4. En ese momento añade el ajo y continua sofriendo durante 2 minutos más, hasta que empiece a oler bien.
  5. Incorpora la carne picada, mezcla todos los ingredientes, y sofríe hasta que esté marrón, removiendo la carne a menudo para que se haga por todos los sitios.
  6. Sazona la mezcla con sal y pimienta negra.
  7. Retira la carne del fuego y agrega unas hojas de albahaca picada y los piñones. Retíralo a un lado.
  8. Saca las berenjenas del horno, deja que enfríen un poco para poder manipularlas sin problemas. Saca la carne de la berenjena con una cuchara y vete poniéndola con la carne picada.
  9. Remueve la mezcla de carne de berenjena y carne picada y vete rellenando cada berenjena con esta mezcla. Ve poniendo cada mitad sobre la bandeja del horno con una lámina nueva de papel de horno.
  10. Cubre las berenjenas rellenas con la salsa de tomate. Espolvorea el queso por encima y mételo en el horno durante 20 minutos, hasta que el queso se funda y se empiece a dorar por encima.
  11. Sácalo del horno y decora con unas hojas de albahaca frescas por encima. Sirve las berenjenas en caliente.