Bechamel sin leche

Salsa bechamel sin leche fácil

La salsa bechamel, también nombrada en algunos sitios como salsa blanca, es una salsa clásica de textura espesa para todo uso, a base de mantequilla, harina y leche, aunque en este caso vamos a utilizar un sustitutivo en nuestro caso bebida de soja, arroz o avena.

Bechamel sin leche

Cuando necesitas una salsa untuosa, espesante y rápida, tu mejor elección es una bechamel. Lo mejor de ella son sus multiples usos. Se puede añadir a la pasta, a carnes, a pescado, a verduras. Su textura parecida al queso la hace muy combinable.

Cuando se trata de una receta tradicional de salsa, no hay nada como una salsa bechamel. Es muy sencilla de cocinar, tan sólo hay que calentar la mantequilla(que le aportará la grasa), añadir harina y verter la bebida de soja, arroz o avena, poco a poco, para que no se queme.

La salsa es la base de muchas preparaciones, como la lasaña, la crema de espinacas o los canelones. Su textura cremosa es ideal par rellenos donde queremos darle consistencia.

Algunas recetas añaden cebolla muy fina a la mantequilla para que no se formen grumos y que parezca una carbonara. Como todo es cuestión de gustos y de tiempo, si quieres preparar una cena o una comida rápida pues es más sencillo no ponerle nada más.

INGREDIENTES

  • 4 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina para todo uso tamizada
  • 720 ml bebida de soja, arroz o avena
  • 1 cucharadita de sal
  • Pimienta negra recién molida, al gusto
  • ½ cucharadita de nuez moscada rallada

Así se hace la bechamel sin leche fácil:

Comenzamos derritiendo la mantequilla en un cazo o sartén a fuego medio.

Una vez que esté derretida y empiece a hervir, añadimos la harina poco a poco o con un tamizador y batimos con unas varillas o cucharón hasta que todos los grumos hayan desaparecido y la mezcla quede homogénea, (unos 5 minutos).

Añadimos la bebida de soja, arroz o avena caliente poco a poco, y continuamos batiendo hasta que espese un poco, casi en su comienzo. Lo llevamos a ebullición, bajamos el fuego al mínimo y dejamos que cueza durante 8 minutos, revolviendo constantemente. Como cada cocina es u mundo si espesa antes retirar.

Lo sacamos del fuego, añadimos la sal, la pimienta y la nuez moscada a gusto. Probamos por si si hay que rectificar de sal o pimienta y reservamos.

Si no la vamos a usar ya o es para otro día taparla, por que se le suele hacer como costra por encima.

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Tiempo de cocción: 20 minutos.

Tiempo total: 25 minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *