Crema pastelera sin huevo

Ingredientes para Cómo hacer crema pastelera sin huevo

  • 500 ml. de leche entera
  • 4 cucharadas de Maizena
  • 125 gr. de azúcar blanco
  • 50 gr.de fécula o almidón de maíz
  • 1 vaina de vainilla
  • La piel de un limón
  • Mantequilla (opcional)

Cómo hacer crema pastelera casera sin huevos.

Es una crema muy utilizada en la repostería a nivel general, necesaria para darle el toque especial a multitud de postres, como tartas, milhojas de hojaldre, un brazo de gitano, las famosas cañas rellenas, los profiteroles italianos, etc.

Muchos me escribís preguntándome cómo hacer una buena crema pastelera sin huevos, con la textura y suavidad adecuadas. Aunque se trata de una crema que se elabora con ingredientes muy básicos, tiene su aquel y es necesario dedicarle atención para prepararla en condiciones óptimas.

En cocina la práctica es muy importante. Yo también tardé en pillarle el punto definitivo a esta crema, pero he ido perfeccionando la receta y pienso que he conseguido una receta bastante adecuada. Os contaré los truquillos de este tipo de crema para que resulte un éxito y sorprendáis a toda la familia. ¿Os animáis?

Preparación de la leche aromatizada para la crema pastelera sin  huevos

  1. Comenzamos por la vaina de vainilla. Le damos un corte a lo largo, la abrimos y retiramos con un cuchillo las semillas del interior.
  2. Lavamos el limón y pelamos la piel finamente, sin que lleve parte blanca. En función de gustos, podéis usar mayor o menor cantidad de piel, ya que el sabor del limón a muchos os puede resultar cargante.
  3. De la leche, separamos 150 ml. en una taza. Incluso si queréis que quede un poco más sabrosa. Le podéis añadir un toque de nata, con un chorrito es suficiente. El resto lo ponemos a calentar en un cazo, a fuego medio. Cuando esté a punto de hervir, pero que no llegue a hacerlo, retiramos del fuego. Añadimos la vainilla, la piel del limón y dejamos infusionar unos 30 minutos, con el cazo tapado.
  4. Mientras infusiona la leche vamos a mezclar el almidón o harina de maíz. La disolvemos en la taza de leche, removiendo bien, para que no queden grumos. Reservamos.

Preparación de la crema pastelera sin huevos

  1. En una cacerola pequeña, añadimos las cucharadas de maicena y poco a poco echamos el azúcar. Removiendo sin parar con unas varillas para que no se pegue.
  2. A continuación vertemos la leche con la harina o almidón de maíz (Maicena). Seguimos removiendo, para que se haga una mezcla bien homogénea y sin grumos.
  3. Pasado el tiempo de infusionado y reposo (la leche no debe estar muy caliente). Añadimos a la cacerola la leche infusionada, colándola y de paso separando la vainilla y la piel del limón. Vamos echando poco a poco y mezclando al mismo tiempo.
  4. Ponemos a fuego medio-bajo (4 en escala de 1 a 10) y comenzamos a remover sin parar, poco a poco y sin prisas. Al principio cuesta un poco pero luego iremos comprobando cómo va cogiendo textura la crema y va espesando.
  5. Seguimos removiendo y de repente, cuando coja la temperatura ideal. Notaréis como espesa y adquiere esa textura tan suave y reconocible cualquier crema pastelera.
  6. Retiramos del fuego y pasamos la crema a un bol o jarra de cristal, así no cogerá ningún sabor del recipiente. Dejamos atemperar y luego reservamos tapada con un film transparente, en  la nevera, hasta el momento de su uso.

Nos aguantará un par de días en el frigorífico, pero lo normal es preparar la crema pastelera para usarla el mismo día, para la elaboración de un postre.

Consejos y recomendaciones para una crema pastelera sin huevos perfecta

  • Al calentar la leche, intentaremos que no llegue a hervir. El calor que alcancemos es suficiente para infusionar correctamente la vainilla y la cáscara de limón. Lo haremos fuera del fuego y sin prisas.
  • Cuando cortéis el limón, procurad que la cáscara no lleve parte blanca, ya que aporta amargor. Si no disponéis de vainilla natural, podéis usar un sobre de azúcar avainillado o también esencia de vainilla. Lo recomendable, la vaina de vainilla.
  • Como paso opcional puedes añadir al final de la receta, unos trozos de mantequilla a temperatura ambiente o en punto pomada. Mezcla bien y con la temperatura de la crema se disolverá la mantequilla. Así vamos a aportar una cremosidad extra a nuestra crema pastelera.
  • Para la crema, usaremos la fécula de maíz Maicena, que espesará con mayor rapidez. En el caso de que resultasen grumos al prepararla, pasamos la mezcla por un colador.
  • Para cocinar y espesar la crema, lo haremos con el fuego bajo, sin prisas. Será más trabajoso estar dando vueltas un buen rato, pero el resultado final es mucho mejor, en textura y sabor.
  • No os olvidéis de que al usar fécula de maíz, esta receta es libre de gluten, y por lo tanto apta para celíacos.

A la hora de preparar crema pastelera, hacedle caso a mis paisanos gallegos de “Siniestro Total”: “Ante todo, mucha calma“. Espero que os guste y la disfrutéis mucho en vuestros postres.

Si no tenéis mucho tiempo para prepararla, os aconsejo este vídeo. En este consejo podréis preparar crema pastelera en menos de 10 minutos. Siguiendo las indicaciones y con un microondas os quedará también muy bien.

Receta de una crema pastelera tan rápida, fácil y cremosa que podrá hacerla un niño. Siguiendo estos sencillos pasos siempre sale bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *