Archivo de la categoría: Albondigas

Albóndigas en salsa sin freir

Albóndigas en salsa sin freir

No hay nada como unas buenas albóndigas para mejorar el ánimo y calentar el cuerpo. Pero nada de platos preconizados o latas, unas buenas albóndigas caseras, con su salsita casera también, es algo delicioso al alcance de cualquiera con estas simples recetas.

Cómo hacer albóndigas en salsa sin freir

Unas albóndigas se pueden hacer con casi cualquier carne o pescado, solo tienes que tener unas premisas en cuenta. Las albóndigas saldrán mucho más tiernas si utilizas una carne grasa que una magra.

Las carnes magras necesitan menos cocción, ya que al no tener grasa se quedan muy secas y duras. Tampoco hay que mezclarlo demasiado, solamente hasta que estén bien repartidos todos los ingredientes. Yo prefiero amasarlo con las manos, pero sino también puedes hacerlo con un tenedor.

 

A la hora de cocinar las albóndigas, tenemos dos opciones. O bien hacerlas en el horno, o freírlas en aceite. Al freírlas se quedan más jugosas, pero son mucho más calóricas. Puedes probar para ver cual es la opción que más te gusta.

Con estas cantidades salen unas 28 albóndigas.

Ingredientes  Albóndigas en salsa sin freir:

Para las albóndigas:

  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 taza de misgas de pan duro
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de sal
  • Unas vueltas de pimienta negra molida
  • 1/2 taza de queso Parmesano rallado
  • Un manojo de perejil fresco picado
  • 500 gr de carne picada de ternera, cerdo, pavo, pollo, o una mezcla
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • Harina (opcional)
  • Aceite de oliva (opcional)

Para la salsa:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 lata de tomates pelados enteros
  • 1 hoja de laurel
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Tomillo fresco, albahaca, orégano y otras hierbas secas
  • Queso parmesano rallado para decorar (opcional)

Instrucciones

Para hacer las albóndigas. Mezcla la leche con las migas de pan para que se ablanden. Ponlas en un bol junto con el huevo batido, la sal, la pimienta negra, el queso Parmesano y el perejil. Incorpora la carne, el diente de ajo y la cebolla picada. Utiliza las manos para amasar todos los ingredientes y formar una masa uniforme.

Coge una pequeña porción de masa y forma una bola pequeña con las palmas de las manos. Sigue haciendo bolitas hasta que se termine la masa.

Ahora tienes dos opciones, cocinar las albóndigas en el horno durante 20-25 minutos hasta que se vean cocinadas, o enharinar las albóndigas y freírlas en aceite caliente hasta que estén doradas.

Para hacer la salsa. Saltea la cebolla y el ajo en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio alto, hasta que estén blandos, unos 5 a 7 minutos. Tritura los tomates y añádelos a la sartén, junto con la hoja de laurel, la sal y las diferentes hierbas aromáticas.

Incorpora las albóndigas a la salsa y deja que se cocine todo a fuego lento durante 20 minutos, hasta que la salsa se haya reducido y espesado.

Quita las hojas de laurel y los tallos de cualquier otra hierba aromática. Espolvorea el queso Parmesano rallado por encima y sírvelo.

Notas de la receta de Albóndigas en salsa sin freir

Puedes guardas las sobras en un recipiente hermético en la nevera hasta por 1 semana. Luego solo hay que recalentarlas a fuego lento o en el microondas. También se pueden congelar durante 1 mes, pero asegúrate de descongelarlas bien antes de cocinarlas.

Albóndigas de rape y langostinos

para 6 personas
1 kg. rape
1/2 kg. langostino
2 discos ajo
1 rama perejil
1 ud. huevo
pimienta blanca (un poco)
sal
pan rallado
1/2 ud. cebolla
1 copa vino blanco seco
azafrán (unas hebras)
1/2 ud. zumo de limón

Poner en la picadora el rape,los langostinos, el huevo, los ajos, el perejil, un poco de pimienta blanca y el pan rallado suficiente para amasar las albóndigas. Picarlo todo pero con cuidado de que no quede muy menudo. Formar las albóndigas pasarlas por harina y freí­r un poco. En el aceite que queda poner la cebolla muy picadita, cuando esté dorada, echarle la copa de vino, un poco de sal y trabar la salsa. Agregarle un poco de agua y cuando rompa a hervir meter en ella las albóndigas dejándola que hiervan un poco. Si quieres le puede echar un poco de zumo de limí²n. Que aproveche.