Pastel de pure de patatas y carne picada sin huevo

Pastel de puré de patata y carne picada

Preparar el puré de patata no te llevará mucho tiempo, y siempre será mucho más sano que comprar uno precocinado. Además así podremos añadirle especias y salarlo al gusto

Pastel de puré de patata y carne picada

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es un plato único, delicioso y muy sencillo de preparar.

Con unas patatas, verduras y carne picada, podemos hacer una especie de lasaña en la cual se sustituye la pasta, por un delicioso y suave puré de patatas.

En un solo plato se combina la carne con un acompañamiento de patatas, y con un toque crujiente de queso rallado y piñones gratinados.

No es necesario acompañar este plato, ya  que llena bastante. Si tus comensales tienen bastante hambre, puedes poner una ensalada ligera para acompañar.

En esta receta también puedes aprovechar la carne que ha sobrado de un guiso o estofado, por lo que no tiras comida y tienes otro plato delicioso para otro día. 

Origen del pastel de puré de patata y carne picada sin huevo

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es procedente de la gastronomía anglosajona, donde se le llama cottage pie. En Inglaterra,  desde el siglo XVIII, es una receta muy popular. La gente humilde aprovechaba los restos de carne y los acompañaba de un puré de patatas.

Con la emigración a Estados Unidos, esta receta también se hizo muy popular en ese país, siendo también muy tradicional. En Latinoamérica también se extendió y se le llama pastel de papa.

Vamos a mostrarte dos variante de cómo hacer este fantástico plato:

pastel de patatas y calabacín

El pastel de puré de patata y carne picada si huevo

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 800 g de patatas
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ vaso de vino (blanco o tinto)
  • 100 g de tomate frito (casero)
  • 70 g de queso parmesano
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida

Utensilios:

  • Olla
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Fuente para horno
  • Espátula

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200º C.
  • Preparamos el puré de patatas. Para ello lava y pela las patatas. En una olla con sal y agua hirviendo, cuece las patatas durante media hora. Sácalas de la olla, aplastas con un tenedor o pásalas por el pasapurés, espolvorea sal, pimienta y reserva.
  • Preparamos la carne picada. Toma las cebollas, las zanahorias y los ajos, pícalo todo y sofríelo todo en una sartén.
  • Haz lo mismo con los tomates y añádelos junto con las aceitunas. Rehoga todo.
  • Añade sal, pimienta y perejil picado a la carne y añade todo a la sartén con los otros ingredientes. Echa un chorro de vino tinto y tomate frito. Cocina y golpea con la cuchara de madera hasta que esté suelta la carne picada.
  • Para el montaje prepara una fuente apta para horno, coloca la mitad del puré de patata como base.
  • Encima coloca la mezcla de carne picada junto con las verduras.
  • Corona con la otra mitad del puré de patata.
  • Espolvorea encima con queso rallado.
  • Mete el pastel de puré de patata y carne picada en el horno a 200º C unos 10 minutos.
  • Deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Corta porciones y sírvelas con una espátula en diferentes platos. Puedes adornar con perejil. 

Como hacer fideua de marisco sin caldo de pescado

Todas las recetas de fideuá de marisco sin caldo de pescado

La fideuá es un plato típicamente de Valencia y Alicante que, al igual que las paellas, se elabora con carnes, pescados, y verduras, pero sustituyendo el arroz por fideos . Hay tantas maneras de preparar fideuá como de hacer arroz, sobre una base de sofritos luego herviremos lo que más nos guste.

Así también es cómo se hace el pastel de cabracho, el pastel de carne picada o la receta de lentejas, con buenos ingredientes que nos permitan hacer unos buenos platos.

Fideuá de marisco sin caldo de pescado

El recetario español es muy grande y cada comunidad autónoma tiene un al menos un plato característico. En Valencia, lo primero que se nos viene a la cabeza automáticamente es la paella, pero desde este lugar llegan otros platos que son auténticas delicias, como la que os vamos a enseñar a hacer, una fideuá de marisco sin caldo de pescado.

Se trata de un plato muy fácil de hacer, aunque depende de los gustos de cada persona o de la zona, porque cuando se habla de mariscos se pueden incluir muchas especies diferentes. En este caso hemos elegido unos frutos del mar bastante asequibles.

Fideuá de marisco

Para elaborar esta deliciosa receta para cuatro personas se necesitan estos ingredientes:

  • 350 gramos de fideos gruesos.
  • 150 gramos de gambas peladas.
  • Unos cuantos mejillones gallegos.
  • Un calamar grande en trozos.
  • Una cebolla.
  • Un pimiento rojo y otro vede.
  • Azafrán.
  • Pimentón dulce.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de elaboración

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien el calamar, aunque lo mejor es pedirle al pescadero que nos lo limpie y nos lo corte en trozos pequeños. Lo pondremos en un plato y lo reservaremos.

Por otro lado, pondremos a calentar una paellera o sartén amplia con el fondo de aceite de oliva virgen extra y mientras se calienta, lavaremos bien la cebolla y la picaremos bastante fina junto a los pimientos.

Una vez esté caliente el aceite echaremos el calamar y lo dejaremos a fuego medio hasta que vaya adquiriendo un poco de color.

Tras ello añadiremos la cebolla picada con los pimientos y lo rehogamos todo durante unos minutos hasta que todo esté blando.

Agregaremos agua, aproximadamente un litro, y un poco de azafrán, lo dejaremos cocer un rato hasta que el agua se vaya evaporando, momento en el que tendremos que añadir los mejillones y las gambas.

Cuando el fideo esté hecho, ya solo nos quedará retirar la paellera del fuego, cubrirla con un paño limpio de algodón y dejarlo reposar durante unos 10 minutos aproximadamente y ya estará lista para servir.

Consejos

Solamente tendremos que agregar los mejillones, gambas, almejas y merluza en el último minuto de cocción de los fideos para que no se pasen

Alioli thermomix sin huevo

Alioli thermomix sin huevo

Alioli thermomix sin huevo

La salsa alioli es uno de los acompañantes de muchos platos en España y es también un producto estrella en muchos bares y restaurantes en verano,  que es cuando más se tapea.

Si quieres saber cómo hacer la salsa alioli con la Thermomix, te invitamos a que sigas leyendo esta entrada, porque vamos a enseñarte cómo hacerla de una forma muy sencilla.

 

Para prepararla necesitarás los siguientes ingredientes:

    • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra o girasol (sabor más o menos fuerte).
    • 150 mililitros de aceite de oliva virgen extra.
    • 3 dientes de ajo.
    • Una cucharadita de sal
    • Perejil fresco.

La preparación de esta salsa es muy sencilla y fácil y apenas nos llevará unos minutos, por lo que es ideal para esos momentos en los que no tenemos demasiado tiempo y queremos comer algo sabroso como esta salsa a modo de guarnición de alguna elaboración gastronómica.

Modo de elaboración

Comenzaremos pelando los ajos y poniéndolos en el vaso de la Thermomix junto a los 100 mililitros de aceite de oliva o girasol, el perejil fresco que habremos picado un poco y la cucharadita de sal. Programamos para 2 minutos a velocidad 5 para que se mezcle todo correctamente.

Cuando acabe utilizaremos la espátula para bajar al fondo del vaso los posibles restos que hayan podido quedar pegados en las paredes. Volveremos a batir durante 30 segundos a velocidad 5.

Ahora ponemos la mariposa a las cuchillas, tapamos el vaso y programamos a velocidad 5 sin tiempo, y poco a poco vamos echando los 150 mililitros del aceite de oliva que nos queda, haciendo que la salsa vaya emulsionando, algo que nos llevará aproximadamente unos dos minutos.

Consejos

Si no hemos seguido los pasos correctamente puede que el alioli se nos corte, pero eso no quiere decir que esté malo sino que no hemos podido ligar bien los ingredientes. En este caso no debemos preocuparnos porque se puede recuperar.  Aunque se suele recuperar con un huevo.

Bizcocho de vainilla fácil sin mantequilla

Si has probado varias veces de preparar un bizcocho esponjoso y sin mantequilla este es tu lugar. Compartimos con todos nosotros la receta de bizcocho suave y esponjoso de vainilla sin mantequilla y  todos los secretos para conseguirlo. Desde recetacoca.com te animamos a seguir leyendo para descubrir el paso a paso de este delicioso postre.

10 comensales 45m Postre Dificultad baja
Características adicionales: Coste barato, Al horno
Ingredientes:
  • 5 Huevos
  • 1 Taza de Azúcar (200 Gramos)
  • 2½ Tazas de Harina leudante
  • 1 Taza de Leche líquida
  • 5 Cucharaditas de Esencia de Vainilla
  • Aceite de oliva
  • 1 Cucharadita de Polvo de hornear
También te puede interesar: Receta de Bizcocho alto y esponjoso
Pasos a seguir para hacer esta receta:
1

Separar las claras de las yemas y reservar en recipientes separados.

2

Agregar en un recipiente el aceite con el azúcar y mezclar bien.

3

Luego, incorporar a la mezcla del aceite y azúcar las yemas antes reservadas y batir para continuar con la preparación del bizcocho esponjoso.

4

Pasamos a agregar la mitad de la harina y la mitad de la leche antes mencionadas. Batir hasta incorporar todo.

5

Luego que se haya incorporado todo, le agregamos a la mezcla el resto de leche y de harina y la esencia de vainilla. Mezclar hasta obtener una masa de bizcocho suave y homogénea.

6

Por último, batimos las claras a punto de nieve y las incorporamos a la mezcla final. Las claras se baten al final con el objetivo de que sea rápido su integración a la mezcla y proporcionen al queque esa textura esponjosa. No se debe batir primero y reservarlas debido a que tienden a perder volumen y esto afectaría al bizcocho.

7

Finalmente, se agrega la mezcla a una tortera previamente enharinada, le damos unos cuantos golpecitos para que salga el aire o aparezcan burbujitas y la llevamos al horno a 200-250ºC aproximadamente, dependiendo de su horno, por 40 minutos o hasta que al introducir un palito este salga totalmente seco. Luego, deje reposar el bizcocho de vainilla sin mantequilla unos 15 minutos y proceda a desmoldarlo. Puede rellenar el queque suave y esponjoso de lo que a usted más le guste, como chocolate, mermelada de fresa… Es un rico bizcocho para acompañar sus antojos.

Si te ha gustado la receta de Bizcocho suave y esponjoso de vainilla sin mantequilla, te sugerimos que entres en nuestra categoría de Recetas de Bizcochos.

Receta Risotto sin nata

Risotto sin nata

Un entrante fabuloso, un plato principal contundente, incluso un delicioso postre. El risotto es así de versátil, y casa con cualquier ingrediente que le quieras añadir. Asado en el horno, en la sartén, hay muchas versiones, pero el risotto es un plato ganador garantizado.

Risotto de setas sin nata

El arroz es uno de los productos más consumidos y valorados en todo el mundo. Se trata de un cereal muy versátil en la cocina que admite cientos de elaboraciones diferentes y fáciles, desde platos fríos hasta calientes.

En esta ocasión queremos compartir con todos vosotros una deliciosa receta de risotto de setas sin nata, muy barata y rápida de hacer.

Risotto de setas

Ingredientes para 4 personas

  • 300 gramos de arroz.
  • 4500 gramos de setas (sirven también champiñones)
  • 1 cebolla grande.
  • 2 dientes de ajo grandes.
  • 1,3 litros de caldo de verduras.
  • 200ml. de vino blanco.
  • 125 gramos de mantequilla.
  • 125 gramos de queso parmesano rallado.

Modo de elaboración

Picamos cebolla y los dos dientes de ajo, en daditos muy pequeños. Calentamos la mantequilla en un cazo ancha hasta que se derrita y rehogaremos la cebolla y el ajo.

Mientras tanto lavaremos las setas o campiñones, las trocearemos, echaremos sal e incorporaremos a la cazuela.

Dejaremos a fuego medio que se cocine y que las setas suelten toda el agua. Después agregaremos el arroz y lo removeremos con una cuchara de madera durante dos minutos aproximadamente, sin que los granos se doren.

Echaremos un vaso de vino blanco a temperatura ambiente y removeremos todo hasta que el alcohol se evapore. Posteriormente añadiremos un vaso de caldo de verdura y continuaremos removiendo hasta que se evapore y después agregaremos más caldo y dejaremos unos 15 o 20 minutos, procurando que el arroz no se quede seco e incorporando más si se necesita, pero sin echar demasiado.

Lo que se busca es que el arroz quede ligado entre sí, pero no demasiado compacto, por ello hay que buscar un buen arroz que suelte poco a poco el almidón y controlar la cantidad de líquido.

Una vez el arroz y haya adquirido una consistencia cremosa y con los granos aún un poco duros (pero muy poco), lo retiraremos del fuego, agregaremos el queso parmesano rallado y un poco de mantequilla, lo removeremos y dejaremos reposar dos o tres minutos y ya estará listo para servir. Seguro que conseguiremos sorprender a todos los comensales.

Consejos

El tipo de arroz que se utiliza normalmente para hacer este plato es el japónica, donde encontramos el arroz arborio (de grano corto) y el carnaroli, aunque si nos resulta difícil encontrarlo, siempre podremos utilizar una variedad que hay en muchos supermercados y todas las grandes superficies, el conocido como arroz bomba. Nunca debemos utilizar arroz integral, largo o vaporizado.

Cupcakes sin levadura

Cupcakes sin levadura

Cupcakes sin levadura

Cupcakes sin levadura

Entre la gran cantidad de postres que existe en la gastronomía internacional, de los más ricos que podemos preparar son sin duda los cupcakes sin levadura, conocidos también como magdalenas. Estos son un dulce diferente y que puede permitirnos realizar un sinfín de decoraciones diferentes, ¡a los más peques de la casa les encantarán!

En las siguientes recetas os enseñaremos la forma correcta de preparar los mejores cupcakes sin levadura, de todos los sabores y con todo tipo de decoraciones, para que en vuestras casas podáis disfrutar de este estupendo dulce. Dicho esto, ¿habéis decidido ya cuáles vais a hacer en esta ocasión? Pues si es así, ¡veníos con recetacoca.com a la cocina!

Receta de cupcakes sin levadura

Vamos a preparar unos sencillos cupcakes sin levadura, pero que estarán muy ricos.

Ingredientes

  • 500 gr. de mantequilla
  • 1 taza de azúcar
  • 4 huevos
  • 2 cucharadas de polvo para hornear
  • 2 tazas de harina
  • 1 limón

Preparación de cupcakes sin levadura

  1. Colocamos la mantequilla en un bol, para dejar que se caliente a temperatura ambiente hasta que esté un poco blanda. En ese momento vertemos todo el azúcar y lo mezclamos bien, hasta conseguir algo parecido a una masa uniforme. Agregaremos los huevos uno a uno sin dejar de batir hasta que todo esté bien mezclado.
  2. Sobre la mezcla vamos a rayar la piel de limón y volvemos a mezclar, siguiendo con el polvo para hornear que también añadimos.
  3. Encended ya el horno a 250º C para tenerlo listo.
  4. Solo falta ir agregando la harina poco a poco, mientras seguimos removiendo, hasta conseguir una masa homogénea. Dicha masa la colocaremos en los moldes de los CupCakes que hayáis comprado.
  5. Metemos al horno por media hora y estarán listos.

Receta de salsa curry sin lactosa

Salsa Curry sin lactoa

Si hay una preparación de salsa de la cocina asiática que conquista nuestro paladar, esta es la salsa curry lactosa. Elaborado en base a una mezcla de especias, el curry se ha hecho muy popular en occidente para darle un toque intenso a platos de carne, pollo, legumbres y pastas ¡y está buenísimo!

Si quieres convertirte en todo un maestro preparando salsa curry, entonces no puedes perderte las recetas que tenemos para ti. Añade esta salsa a tus platos y dale ese toque especiado y lleno de sabor que estás buscando. ¡No te arrepentirás!

Receta salsa curry sin lactosa

Ingredientes:

  • 50 gr. de mantequilla
  • 1 cebolla
  • 3 cucharadas de curry en polvo
  • 1 yogur sin lactosa
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Preparación de la salsa curry sin lactosa: 

Aprende a preparar, paso a paso, una salsa curry sin lactora y llena tus platos de intensidad y sabor. Utilízala en tus recetas de pollo, cordero, ternera, lentejas, garbanzos o acompáñala con arroz blanco ¡verás qué rica!

  1. En una olla coloca una cucharada de aceite de oliva junto con 50 gramos de mantequilla y calienta a fuego bajo para que vaya derritiendo la mantequilla.
  2. Mientras esperas que la mantequilla se derrita, ve pelando y troceando la cebolla. Para evitar que te lloren tanto los ojos, puedes lavarla bajo el agua del grifo antes de empezar a cortarla.
  3. Cuando veas que la mantequilla ya está derretirá, agrega la cebolla y salpimienta a tu gusto. Remueva bien y deje que se cocine hasta a fuego medio hasta que esté transparente.
  4. Llegado ese punto, echa tres cucharadas de curry en polvo, menos si quieres que no sea tan picante, y remueve todo bien.
  5. Agrega el yogur sin lactosa y vuelva a remover. Prueba para ver si está en el punto o si es necesario añadir más curry o pimienta.
  6. Deja a fuego medio unos 5 minutos para que la salsa se espese mientras remueves constantemente.
  7. Cuando la salsa haya espesado ya tendrás la salsa curry fácil lista para acompañar los platos que más te gusten.

Si estás buscando que el curry tenga más cuerpo, puedes agregar también caldo de pollo, lo que le dará mucha más consistencia a la salsa.

Pollo a la cerveza sin gluten

Pollo a la cerveza sin gluten

El pollo a la cerveza sin gluten es una de las recetas de pollo más comunes y sabrosas que puedes encontrar, y es que ambos ingredientes combinan muy bien para dar como resultado un plato lleno de sabor, con un precio muy asequible. Pero además es una opción muy fácil de cocinar ¡y nosotros te ofrecemos los mejores trucos para hacerlo sin problemas!

Nuestras recetas de pollo a la cerveza sin gluten son muy fáciles y flexibles, por lo que puedes acompañar esta preparación junto a patatas al horno o verduras, una solución deliciosa. Descubre todas las preparaciones que te ofrecemos en recetacoca.com y prepara un pollo a la cerveza sin gluten a la altura de un chef.

Receta de pollo a la cerveza sin gluten

La manera más tradicional de cocinar el pollo con cerveza sin gluten es a la cazuela combinado con verduras y especias. A continuación de los ingredientes que necesitas para esta formidable receta de pollo a la cerveza:

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 pollo entero troceado
  • 3 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 50 gr. de harina de Arroz o sin gluten
  • 150 gr. de salsa de tomate frito
  • Una lata de cerveza (330ml) sin gluten, en mi caso Mahou de Carrefour
  • 1 pastilla de caldo de carne(si no le ponéis no pasa nada) es solo por sabor.
  • Pimienta negra molida
  • Tomillo
  • Aceite de oliva
  • Sal

Preparación del pollo a la cerveza sin gluten:

Esta receta es una de nuestras mejores recetas con pollo troceado y lo cocinaremos siguiendo estos pasos:.

  1. Pon la harina en un bol y salpimienta al gusto los trozos de pollo y ponlo en el bol.
  2. Pon una sartén al fuego con un chorro de aceite de oliva y cuando se haya calentado pasa cada trozo de pollo por la harina  y échalo directamente a la sartén para que se fría a fuego medio.
  3. Mientras se fríe el pollo corta la cebolla en juliana fina y los ajos en láminas.
  4. Pon una cacerola al fuego con aceite de oliva y sofríe la cebolla y el ajo a fuego lento durante unos 10 minutos.
  5. Mientras se pocha la cebolla y el ajo le damos la vuelta a los trozos de pollo para que se haga por ambos lados.
  6. Cuando el pollo esté frito retíralo y resérvalo y añade el aceite que ha sobrado del pollo a la cacerola donde estás cocinando la cebolla para añadir el sabor.
  7. Añade a la cacerola 3 cucharas soperas de la salsa de tomate frito, la lata de cerveza entera y la pastilla de caldo de carne. Sube el fuego a potencia media.
  8. A continuación añade también un poco de tomillo y remueve bien.
  9. Es el momento de añadir el pollo a la cacerola y dejarlo cocinar todo junto a fuego lento durante 30 minutos.
  10. Es importante ir vigilando el pollo para que no se quede sin salsa. De ser así añade un poco de agua caliente.
  11. Pasados los 30 minutos el pollo con cerveza está listo para servir ¡Ya verás que rico está!

Receta de churros sin gluten

Ingredientes para Cómo preparar churros caseros. Receta paso a paso

  • 300 g. harina de maiz o harina sin gluten Mix B de Schär
  • 440 ml. de agua
  • 1 cucharadita de sal (5 gramos)
  • azúcar para espolvorear
  • aceite de oliva suave para freír
  • Papel absorbente de cocina
  • Una churrera manual o una manga pastelera con boca fina

Cómo preparar churros. No existe un rincón de España donde no se hagan churros. De Norte a Sur de la península los churros son un recurso siempre bienvenido, para un desayuno o una merienda acompañados de un buen chocolate caliente o, simplemente un café con leche.

Este dulce, sencillo y tradicional, no es más que una masa a base de harina, agua y sal, frita en abundante aceite y servida al momento espolvoreada en azúcar. La simpleza de sus ingredientes y proceso no reflejan lo bueno y arraigado en nuestra cultura de esta receta.

Se suponen de origen morisco, Quevedo y Lope de Vega les hicieron mención en sus textos. Muchos años después ya aparece en el Diccionario general de cocina en 1892. A pesar de ser elemento común en la gastronomía de todas las comunidades, existen muchas y sutiles diferencias en su forma o preparación según donde nos encontremos. Su forma puede ser recta, en lazo o en palo, pueden estar rellenos de ganache de chocolate, crema pastelera o dulce de leche o simplemente espolvoreados con azúcar.

Os enseño además una reliquia, la máquina de hacer churros que tiene mi madre en su casa desde hace 40 años ¡qué se dice pronto! Y que desempolva como mínimo un par de veces al año, para alegría de todos. Si no os pasa como a mí y no tenéis una madre que guarde las cosas más curiosas, no os preocupéis, con ayuda de una manga pastelera y una boquilla con forma de estrella haréis unos churros de categoría.

Preparación de los churros

  • Ponemos la harina en un bol amplio.
  • En una cazuela calentamos el agua con la sal. Cuando empiece a hervir la vertemos directamente y de una sola vez sobre la harina. Con una cuchara de madera integramos la harina con el agua. Nos quedará una masa muy pegajosa y bastante compacta.
  • Ahora vamos a introducir esta masa en una churrera o manga pastelera. Este paso es fundamental para que los churros os salgan bien y no tengáis problemas con ellos a la hora de la fritura. La churrera compacta la masa y elimina el aire. Esto evita que los churros luego nos salten en el aceite, por eso es un paso muy importante.
  • Si tenéis máquina para hacer churros la rellenáis con la masa. Como supongo que la mayoría no la tendréis emplearemos una manga pastelera con una boquilla en forma de estrella.
  • Las mangas pasteleras pueden ser de plástico desechable. Podéis encontrarlas en tiendas de utensilios de repostería o tiendas online de repostería creativa.
  • Vamos haciendo las porciones de churros con la masa cruda sobre un paño de cocina. Ponemos al fuego una sartén con abundante aceite. Cuando esté caliente introducimos las porciones de masa para freír. Cocinamos a fuego medio para evitar que los churros se queden crudos por dentro.
  • Una vez fritos retiramos a una bandeja con papel de cocina para absorber el exceso de aceite.
  • Servimos espolvoreados de azúcar.

Consejos, recomendaciones y curiosidades para unos churros sin gluten

  • El resultado es un churro crujiente y poco grasiento. Perfectos para el desayuno de un fin de semana, para una merienda o simplemente porque sí. No os olvidéis de implicar a toda la familia, sobre todo a los peques de casa, les encantarán con un chocolate caliente.
  • Un churro casero que nada tiene que ver con los aceitosos churros de las ferias o con los pésimos churros de lazo, descongelados y fritos en grasas que mejor no saber.
  • En México también se suelen preparar este dulce, los churros mexicanos son similares a los churros españoles. La diferencia más representativa en su textura más blanda y su rebozado en azúcar y canela.
  • Como variante tenemos las porras que se fríen como una rosca grande que luego se corta en tiras más pequeñas. Mejor que freírse en porciones pequeñas directamente.
  • Otra de sus diferencias es que suele añadirse levadura a su masa y ésta se deja reposar unos minutos antes de la fritura.
  • Sean porras o churros, lo que se les pide y marca la diferencia entre los que son buenos y los que no, es que sean crujientes, que no resulten grasientos y que no sepan a harina cruda.

Con estas premisas podemos hacer en casa nuestros propios churros para disfrutar, tanto de un buen desayuno como de una merendola de domingo.

Una manera deliciosa de tomar en casa tus propios churros.

Content retrieved from: https://www.recetasderechupete.com/como-preparar-churros-caseros-receta-paso-a-paso/9752/.

Receta de Crepes para celíacos

La receta de crepes para celíacos es muy sencilla y no ofrece la posibilidad de disfrutar de este plato sin necesidad de gluten.

Como el principal problema es la harina de trigo, bastara con sustituir esta por una harina de arroz o de maíz. Yo para esta receta prefiero la de arroz personalmente, se queda más fina, pero la preparación es la misma.

Receta de crepes sin gluten

Ingredientes de la receta de crepes para celíacos:

  • 1 huevo
  • 100 gramos de harina de arroz
  • 150 ml de leche de soja (o leche normal)
  • 1 cucharadita de aceite
  • 1 pizca de sal
  • aceite o mantequilla para hacer hacer los crepes (para la sartén)

Elaboración de la receta de crepes para celíacos:

Hay dos maneras:

Mezclar todos los ingredientes en un bol y remover hasta integrar con una varilla para que quede más espumosos o directamente meterlo en el vaso de la batidora y batirlos.

Lo aconsejable es que la masa repose un poco, una hora o así, pero si eres de los que no quiere esperar puedes pasar a cocinarlos ya, serán menos esponjosos pero igual de buenos.

Caliente la sartén, si es antiadherente mejor.  Pon un poco de aceite o mantequilla y esparcela bien. Vierte un poco de la cantidad de la masa en la sartén y esparcela hasta que recubra todo lo posible, y así mientras quede masa.

De que los rellenes es cosa tuya, desde limón con azúcar hasta chocolate, cada persona tiene su mezcla preferida. Puedes rellenarlos de cosas saladas también, como jamón y queso o salmón.

Curiosidades de los crepes sin gluten

La receta de los crepes es de origen francés, mas concretamente de la zona de bretaña, aunque se cree que el origen del plato es romano, ya que existen pruebas de un plato llamado placenta que se prepara en todos los sitios que conquistaron los romanos. En España se encuentran en galicia como Filloas y en sudamerica son los llamados panqueques.