Carrillada en salsa sin olla express

La carrillada de ibérico en salsa sin olla express es un plato sencillo, y la carne siempre resulta tierna y melosa. La puedes acompañar con puré de patatas, patatas fritas, o un arroz blanco.

INGREDIENTES para 4 personas para Carrillada en salsa sin olla express

  • 500 gr de carrillada de cerdo ibérico
  • 1 zanahoria grande pelada y cortada en daditos
  • 3-4 dientes de ajo limpios y laminados
  • 1 cebolla mediana picada
  • Un pimiento rojo mediano picado
  • 1 puerro picado
  • laurel
  • vino blanco (manzanilla, fino, o un oloroso seco)
  • sal y pimienta
  • una cucharadita de pimentón dulce
  • aceite de oliva virgen extra (el fondo de la cazuela)

ELABORACIÓN de Carrillada en salsa sin olla express

  1. Ponemos en una cazuela la carrillada y la sellamos en aceite por todos lados hasta que dore un poquito.
  2. Añadimos todas las verduras picadas, las especias y el vino y esperamos unos minutos que evapore el alcohol mezclando todo bien en la cazuela.
  3. Salpimentamos y agregamos agua hasta casi cubrir la carne. Dejamos hacer 40-50 minutos (en olla a presión será mucho menos) hasta que enternezca la carrillada.
  4. Por último dejamos  la olla destapada y al fuego para reducir la salsa un poco a ojo.
  5. Podemos triturar la salsa en batidora o servirla con su textura, al gusto.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

  • Puedes hacer esta receta también con carrillada de cerdo blanco.

 

Patatas con costillas sin olla a presion

Hoy prepararemos un plato muy tradicional: patatas con costillas sin olla a presión, un guiso económico y sencillo de preparar, perfecto para el invierno. Y es que las patatas dan mucho juego y con el precio que tienen, tenemos que aprovechar todas sus posibilidades en la cocina.

En esta ocasión hemos utilizado costillas de cerdo normales, pero también podéis hacerlo con costillas adobadas o cualquier otro tipo de costillas que le dan un sabor diferente a las patatas con costillas sin olla a presión, siempre lo que tengáis más a mano o os guste más.

Las patatas con costillas sin olla a presión son un plato que llena mucho por lo que lo serviremos como plato único, aunque si queréis podemos poner antes una ensalada. Puede ser algo ligero con hoja verde, lechuca o escarola.

Patatas con costillas sin olla a presión

Ingredientes

  • 3 dientes de ajo
  •  1 cebolla
  •  1 hoja de laurel
  • 1/2 kilo de costillas
  • 800 gr de patatas
  • 1/2 copa de vino blanco
  • 1 cucharada de carne de pimiento choricero
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Agua
  1. En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y añadimos los ajos y la cebolla, pelados y picados finamente.
  2. Pochamos a fuego suave. Incorporamos las costillas, la hoja de laurel, un poco de sal y dejamos que se cocinen las costillas hasta que comiencen a dorarse.
  3. Añadimos las patatas, que pelamos y cortamos en trozos “chascándolas”, rehogamos un poco y añadimos la carne de pimiento choricero y el vino blanco.
  4. Mareamos un par de minutos y cubrimos con agua. En el momento que comience a hervir, bajamos el fuego y dejamos que se cocine a fuego suave unos 20 minutos.
  5. De vez en cuando moveremos la cazuela.
  6. Antes de servir, para que el caldo se quede más trabado, sacamos dos o tres trozos de patata, los chafamos con el tenedor y volvemos a incorporar a la cazuela, mezclando bien.

Dejamos reposar un par de minutos y servimos nuestras deliciosas patatas con costillas sin olla a presión. 

NOTAS SOBRE Patatas con costillas sin olla a presión

Este guiso combina bien con hierbas provenzales y con vinos tintos, le podéis añadir ambos.

Crema de calabaza thermomix sin nata

Una crema de calabaza sin nada es un primer plato ideal para cualquier cena. Podemos aderezarlo con un poco de curry, comino, jengibre… Y decorarlo con pipas de calabaza, semillas o dados de manzana o cualquier otra cosa que se nos ocurra.

Vamos a realizar la receta sin nata para que sea más ligera.

Si estamos preparando una cena con más personas de lo habitual y no queremos servir la crema como primer plato, podemos servirla en vasitos individuales a modo de aperitivo. Incluso podemos preparar otro tipo de crema como una de remolacha o coliflor y servir una bandeja con vasitos de cremas con diferente color y sabor. Una alternativa saludable a los fritos.

Ingredientes

  • 200 gramos de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 30 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 600 gramos de calabaza
  • 400 gramos de agua
  • 100 gramos de leche desnatada
  • 5 gramos de sal
  • 5 gramos de comino
  • Pimienta negra

Preparación

Ponemos en el vaso la cebolla partida en 2, el ajo y el aceite. Troceamos 4 segundos a velocidad 5. Con una espátula bajamos los pedazos de cebolla que se hayan quedado en las paredes y sofreímos 7 minutos a 120ºC y velocidad 2.

Incorporamos la calabaza en trozos grandes y troceamos 7 segundos a velocidad 5. Rehogamos 10minutos a 120ºC y velocidad 2.

Añadimos el agua y la sal. Programamos 20 minutos 100ºC y velocidad 2.

Agregamos la leche, la pimienta y el jengibre. Dejamos reposar 5 minutos. Trituramos 3 minutos a velocidad 5. Servir caliente.

Salmorejo thermomix sin pan

 

Salmorejo cordobés (Thermomix)

 

Cambiar

 

Salmorejo cordobés (Thermomix)

  • 73 me gusta
  • 2 Foto respuestas

Que esplendida ciudad Córdoba. Estuve pocos días, pero es una de las ciudades mas bonitas que he visto, que calles, llenas de sol, llenas de luz propia, llenas de gente amable, sus callejas que enamoran por si solas, sus patios, la mezquita….y como no su gastronomía. El salmorejo es uno de los platos mas típicos de la ciudad, su textura es igual a la de una crema, que suele servirse de primer plato, acompañado de huevo cocido y trocitos de jamón. Yo estoy enamorada de esta comida, en casa cuando llega el calor, es un plato muy habitual en mi mesa. Pero no penséis que solo lo comemos en verano, porque incluso lo he echo para acompañar carnes, o fritos, o sea que de acompañamiento también lo puedes servir.
Esta la he encontrado de casualidad por la web, llego a mis oídos que le habían puesto el nombre de esta receta a una calle de Córdoba, me hizo gracia y empece a buscar. Sorpresa en este blog, http://lasrecetasdelola.com/ encontré el acontecimiento acompañado de la receta del Salmorejo, asi que la probé, y compare con la que hacia habitualmente, y aquí os dejo la que vengo haciendo estos días, que nos gusta mucho mas, así que espero que a vosotros también os guste !!!!

PILAR PILAR

Ingredientes

6 raciones
  1. 100 g aceite de oliva
  2. 4 huevos duros
  3. 100 g jamón ibérico a taquitos.
  4. 1 diente ajo
  5. 10 g sal
  6. 200 g pan del día anterior. ( preferiblemente pan blanco )
  7. 20 g vinagre (opcional)
  8. 1 kg tomates maduros

Pasos

10 minutos
  1. Añadir foto

    Echar el aceite en un jarra sobre la tapa de la thermomix. Reserva.

  2. Añadir foto

    Pon en el vaso los huevos duros y trocéalos 2 seg/ vel. 4.

  3. Añadir foto

    Sin el lavar el vaso pon el ajo, los tomates y la sal. Tritura 30 seg/ vel. 5.

  4. Añadir foto

    Añade el pan y el vinagre, si le pones, y tritura 30 seg/ vel. 5 y a continuación bate 2 minu/ vel. 10. El tiempo dependerá de la calidad de los tomates.

  5. Añadir foto

    Programa vel. 5 y vierte poco a poco el aceite sobre la tapa sin quitar el cubilete, hasta que termine de incorporarlo. Vierte el salmorejo en una fuente y reserva en el frigorífico.

  6. Añadir foto

    Antes de servir, adorna con el huevo picado y el jamón. Sirve muy frío.

Añadir un paso

Ahora, ¡Envía una foto del plato terminado! A PILAR le encantará ver cómo quedó.
https://cookpad.com/es/recetas/256466

Content retrieved from: https://cookpad.com/es/recetas/256466-salmorejo-cordobes-thermomix.

Albóndigas en salsa sin freir

Albóndigas en salsa sin freir

No hay nada como unas buenas albóndigas para mejorar el ánimo y calentar el cuerpo. Pero nada de platos preconizados o latas, unas buenas albóndigas caseras, con su salsita casera también, es algo delicioso al alcance de cualquiera con estas simples recetas.

Cómo hacer albóndigas en salsa sin freir

Unas albóndigas se pueden hacer con casi cualquier carne o pescado, solo tienes que tener unas premisas en cuenta. Las albóndigas saldrán mucho más tiernas si utilizas una carne grasa que una magra.

Las carnes magras necesitan menos cocción, ya que al no tener grasa se quedan muy secas y duras. Tampoco hay que mezclarlo demasiado, solamente hasta que estén bien repartidos todos los ingredientes. Yo prefiero amasarlo con las manos, pero sino también puedes hacerlo con un tenedor.

 

A la hora de cocinar las albóndigas, tenemos dos opciones. O bien hacerlas en el horno, o freírlas en aceite. Al freírlas se quedan más jugosas, pero son mucho más calóricas. Puedes probar para ver cual es la opción que más te gusta.

Con estas cantidades salen unas 28 albóndigas.

Ingredientes  Albóndigas en salsa sin freir:

Para las albóndigas:

  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 taza de misgas de pan duro
  • 1 huevo grande
  • 1 cucharadita de sal
  • Unas vueltas de pimienta negra molida
  • 1/2 taza de queso Parmesano rallado
  • Un manojo de perejil fresco picado
  • 500 gr de carne picada de ternera, cerdo, pavo, pollo, o una mezcla
  • 1 cebolla picada
  • 1 diente de ajo finamente picado
  • Harina (opcional)
  • Aceite de oliva (opcional)

Para la salsa:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla pequeña, finamente picada
  • 3 dientes de ajo, picados
  • 1 lata de tomates pelados enteros
  • 1 hoja de laurel
  • 1/4 cucharadita de sal
  • Tomillo fresco, albahaca, orégano y otras hierbas secas
  • Queso parmesano rallado para decorar (opcional)

Instrucciones

Para hacer las albóndigas. Mezcla la leche con las migas de pan para que se ablanden. Ponlas en un bol junto con el huevo batido, la sal, la pimienta negra, el queso Parmesano y el perejil. Incorpora la carne, el diente de ajo y la cebolla picada. Utiliza las manos para amasar todos los ingredientes y formar una masa uniforme.

Coge una pequeña porción de masa y forma una bola pequeña con las palmas de las manos. Sigue haciendo bolitas hasta que se termine la masa.

Ahora tienes dos opciones, cocinar las albóndigas en el horno durante 20-25 minutos hasta que se vean cocinadas, o enharinar las albóndigas y freírlas en aceite caliente hasta que estén doradas.

Para hacer la salsa. Saltea la cebolla y el ajo en una sartén con 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio alto, hasta que estén blandos, unos 5 a 7 minutos. Tritura los tomates y añádelos a la sartén, junto con la hoja de laurel, la sal y las diferentes hierbas aromáticas.

Incorpora las albóndigas a la salsa y deja que se cocine todo a fuego lento durante 20 minutos, hasta que la salsa se haya reducido y espesado.

Quita las hojas de laurel y los tallos de cualquier otra hierba aromática. Espolvorea el queso Parmesano rallado por encima y sírvelo.

Notas de la receta de Albóndigas en salsa sin freir

Puedes guardas las sobras en un recipiente hermético en la nevera hasta por 1 semana. Luego solo hay que recalentarlas a fuego lento o en el microondas. También se pueden congelar durante 1 mes, pero asegúrate de descongelarlas bien antes de cocinarlas.

Culata de ternera al horno

Receta de culata de ternera al horno

Culata de ternera al horno

Culata de ternera al horno. Después de probar esta culata de ternera, se te pasan por la cabeza muchas recetas.

El corte de culata de ternera que vamos a usar en esta receta queda espectacular con una salsa de puerros. Redondo de ternera sería su receta hermana y cualquier preparación de una valdría para la otra..

Notas de la receta de culata de ternera al horno

Una culata de ternera es un corte de carne muy jugoso y muy sabroso. Si nunca la has probado, pregunta a tu carnicero de confianza sobre ella, a ver que te dice.

Para que la pieza nos quede moldeada para cortr después del horneado, la he metido en dentro de una red como un redondo después de haberla salpimentado.

También puedes pedir al carnicero que te meta la carne dentro de la red y luego en casa la salpimentas por fuera.

Para caramelizar la carne he usado el delicioso sirope de arce,  pero no es obligatororio en la receta con algo de miel puede funcionar. El resultado ha sido fantástico (el sirope lo puedes encontrar fácilmente en el Mercadona).

También vamos a necesitar 1 puerro. En el caso de que no te guste el puerro, usa cualquier otra verdura como cebolla o similar

La salsa Perrins que también vamos a usar la encontrarás en la mayoría de los supermercados.

Ingredientes de culata de ternera al horno:

  • 800 g – 1 kg de culata de contra
  • 100 ml de sirope de arce
  • 200 g de puerro (ya limpio y cortado)
  • aceite de oliva
  • 2 cucharadas de salsa Perrins
  • sal
  • pimienta negra molida
  • aceite de oliva
  • Para 4-6 personas

Explicación, paso a paso de la receta de culata de ternera al horno:

  • Cortamos en rodajas finitas el puerro.
  • Salpimentamos generosamente la carne, con los siropes va endulzar.
  • Ponemos la red y hacemos nudos en los extremos.
  • En una sartén con aceite doramos la carne, a fuego moderado, durante 4 minutos por cada de los cuatro lados la carne.
  • Echamos el sirope de arce en la sartén y caramelizamos la carne 1 minuto por cada de los cuatro lados.
  • Reservamos la carne y añadimos a la sartén 200 ml de agua (como un vaso). Con una cuchara de madera o una lengua raspamos ligeramente el fondo. En cuanto la salsa que se haya formado rompa a hervir, apagamos el fuego y apartamos la sartén.
  • En una fuente honda de horno ponemos los puerros.
  • Por encima de los puerros ponemos la carne, añadimos 1/2 cucharadita de sal y echamos la salsa que teníamos en la sartén.
  • Tapamos la olla y la metemos al horno (la ponemos en la balda baja más baja) . Horneamos a 180 durante unos 50- 60 minutos.
  • Pasados 30 minutos le damos a la carne la vuelta.

Cuando pasen 50-60 minutos, apagamos el horno pero no lo abrimos. Dejamos la carne dentro durante unos 10 minutos más.

Sacamos la carne, la pasamos a una fuente y la tapamos con papel de aluminio. Dejamos que descanse 10-15 minutos.

La salsa la pasamos por la batidora y si somos muy sibaritas por un pasa puré o colador.

Y la ponemos a fuego. Si ves que esta demasiado espesa, añade más agua. Si al contrario está muy líquida,  ponla a fuego medio y redúcela un poco. Añade a la salsa 2 cucharadas de salsa Perrins, pruébala y rectifica de sal si es necesario.

Cortamos la carne en lonchas y servimos con la salsa caliente.

Espero que os guste y la disfrutéis cocinando.

 

Alubias con manitas de cerdo

Vamos a  cocinar   un rico guiso de los de siempre; unas alubias con manitas de cerdo; una plato de cuchara muy típico de nuestra cocina tradicional.

Un plato contundente de legumbres, fácil de hacer y económico perfecto para el invierno o para cualquier época del año, un plato único perfecto para nuestro menú semanal y para toda la familia.

Y por supuesto una de esas recetas caseras que tanto os gustan y sin ningún tipo de complicación.

Alubias con manitas de cerdo

Dificultad: fácil            Raciones: 4-6 personas           Tiempo: 60 minutos    Sin gluten

Ingredientes:

  • 300 – 350 gr de alubias blancas en seco
  • 4 manitas de cerdo limpias; unos 500 gr
  • 1 cebolla mediana
  • 1 zanahoria
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro, la parte blanca
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón al gusto
  • 1 vasito de salsa de tomate
  • aceite de oliva y sal

Elaboración:

Lo primero que tenemos que hacer es poner en remojo las alubias blancas la noche anterior; en abundante agua fría.

Pelamos, limpiamos y cortamos las verduras en trozos finos.

En una olla rápida o a presión (también se pueden hacer en una olla normal pero el tiempo se triplica) echamos un buen chorro de aceite de oliva, y hacemos un refrito con las verduras; les añadimos una pizca de sal y dejamos hasta que empiecen a coger color.

Una vez que tengamos las verduras blandas, les añadimos una cucharadita de pimentón y mezclamos; seguido le añadimos la salsa de tomate y mezclamos bien.

Echamos 2 o 3 vasos de agua en la cazuela e introducimos las manitas de cerdo, estas tienen que quedar bien cubiertas de agua.

Le añadimos también la hoja de laurel y una pizca de sal.

Cerramos la olla rápida y una vez que empiece a hervir dejamos 40 minutos hasta que estén bien echas.

Abrimos la olla cuando ya no tenga presión y sacamos las manitas y la hoja de laurel.

Dejamos que las manitas se atemperen y cuando las podamos manejar le quitamos todos los huesos; si los preferís también se pueden dejar enteras con hueso.

Trituramos el caldo de cocción junto con las verduras y el la misma olla y con este caldo cocemos las alubias, las añadimos a la olla y cuando empiecen a hervir las dejamos 20 minutos.

Cuando tengamos las alubias cocidas les añadimos las manitas y rectificamos el punto de sal y listo.

Ya tenemos nuestras ricas alubias con manitas de cerdo.

Como siempre espero que os hayan gustado esta receta de alubias con manitas de cerdo.

tomates rellenos de queso philadelphia

Receta de Tomates rellenos de queso philadelphia

Receta de Tomates rellenos de queso, piñones y albahaca

Recetacoca nos propone una receta de tomates rellenos de queso y piñones con albahaca, un plato muy fácil de elaborar y refrescante. Se puede servir como aperitivo o entrante y es ideal para el verano y los días calurosos.

Ingredientes (2 personas):
  • 2 tomates medianos
  • 80 g de queso ricota
  • 20 g de piñones
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • 1-2 hojas de albahaca
  • albahaca y perejil para decorar
Elaboración de la receta de Tomates rellenos de queso philadelphia

Corta una rodaja por la parte inferior de cada tomate y resérvala para usar de tapa.

Con ayuda de una cuchara, vacía los tomates y reserva la pulpa. Coloca los tomates vacíos boca abajo para que escurran.

Pon el queso en un bol, pica finamente la albahaca y añádela. Salpimienta y mezcla bien. Añade los piñones y vuelve a mezclar.

Rellena los tomates con el queso, colócales la tapa y adórnalos con unas hojas de albahaca y de perejil y con un poco de la pulpa de tomate. Salpícalos con unas gotas de aceite.

Sirve los tomates rellenos de queso, piñones y albahaca.

Pastel de pure de patatas y carne picada sin huevo

Pastel de puré de patata y carne picada

Preparar el puré de patata no te llevará mucho tiempo, y siempre será mucho más sano que comprar uno precocinado. Además así podremos añadirle especias y salarlo al gusto

Pastel de puré de patata y carne picada

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es un plato único, delicioso y muy sencillo de  elaborar.

Con unas patatas, verduras y carne picada, podemos hacer una especie de lasaña en la cual se sustituye la pasta, por un delicioso y suave puré de patatas.

En un solo plato se combina la carne con un acompañamiento de patatas, y con un toque crujiente de queso rallado y piñones gratinados.

No es necesario acompañar este plato, ya  que llena bastante. Si tus comensales tienen bastante hambre, puedes poner una ensalada ligera para acompañar.

En esta receta también puedes aprovechar la carne que ha sobrado de un guiso o estofado, por lo que no tiras comida y tienes otro plato delicioso para otro día. 

Origen del pastel de puré de patata y carne picada sin huevo

El pastel de puré de patata y carne picada sin huevo es procedente de la gastronomía anglosajona, donde se le llama cottage pie. En Inglaterra,  desde el siglo XVIII, es una receta muy popular. La gente humilde aprovechaba los restos de carne y los acompañaba de un puré de patatas.

Con la emigración a Estados Unidos, esta receta también se hizo muy popular en ese país, siendo también muy tradicional. En Latinoamérica también se extendió y se le llama pastel de papa.

Vamos a mostrarte dos variante de cómo hacer este fantástico plato:

pastel de patatas y calabacín

El pastel de puré de patata y carne picada si huevo

Ingredientes:

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 800 g de patatas
  • 2 zanahorias medianas
  • 2 cebollas medianas
  • 2 dientes de ajo
  • ¼ vaso de vino (blanco o tinto)
  • 100 g de tomate frito (casero)
  • 70 g de queso parmesano
  • 70 ml de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta recién molida

Utensilios:

  • Olla
  • Sartén
  • Cuchara de madera
  • Fuente para horno
  • Espátula

Preparación:

  • Precalienta el horno a 200º C.
  • Preparamos el puré de patatas. Para ello lava y pela las patatas. En una olla con sal y agua hirviendo, cuece las patatas durante media hora. Sácalas de la olla, aplastas con un tenedor o pásalas por el pasapurés, espolvorea sal, pimienta y reserva.
  • Preparamos la carne picada. Toma las cebollas, las zanahorias y los ajos, pícalo todo y sofríelo todo en una sartén.
  • Haz lo mismo con los tomates y añádelos junto con las aceitunas. Rehoga todo.
  • Añade sal, pimienta y perejil picado a la carne y añade todo a la sartén con los otros ingredientes. Echa un chorro de vino tinto y tomate frito. Cocina y golpea con la cuchara de madera hasta que esté suelta la carne picada.
  • Para el montaje prepara una fuente apta para horno, coloca la mitad del puré de patata como base.
  • Encima coloca la mezcla de carne picada junto con las verduras.
  • Corona con la otra mitad del puré de patata.
  • Espolvorea encima con queso rallado.
  • Mete el pastel de puré de patata y carne picada en el horno a 200º C unos 10 minutos.
  • Deja enfriar a temperatura ambiente.
  • Corta porciones y sírvelas con una espátula en diferentes platos. Puedes adornar con perejil. 

Como hacer fideua de marisco sin caldo de pescado

Todas las recetas de fideuá de marisco sin caldo de pescado

La fideuá es un plato típicamente de Valencia y Alicante que, al igual que las paellas, se elabora con carnes, pescados, y verduras, pero sustituyendo el arroz por fideos . Hay tantas maneras de  cocinar fideuá como de hacer arroz, sobre una base de sofritos luego herviremos lo que más nos guste.

Así también es cómo se hace el pastel de cabracho, el pastel de carne picada o la receta de lentejas, con buenos ingredientes que nos permitan hacer unos buenos platos.

Fideuá de marisco sin caldo de pescado

El recetario español es muy grande y cada comunidad autónoma tiene un al menos un plato característico. En Valencia, lo primero que se nos viene a la cabeza automáticamente es la paella, pero desde este lugar llegan otros platos que son auténticas delicias, como la que os vamos a enseñar a hacer, una fideuá de marisco sin caldo de pescado.

Se trata de un plato muy fácil de hacer, aunque depende de los gustos de cada persona o de la zona, porque cuando se habla de mariscos se pueden incluir muchas especies diferentes. En este caso hemos elegido unos frutos del mar bastante asequibles.

Fideuá de marisco

Para elaborar esta deliciosa receta para cuatro personas se necesitan estos ingredientes:

  • 350 gramos de fideos gruesos.
  • 150 gramos de gambas peladas.
  • Unos cuantos mejillones gallegos.
  • Un calamar grande en trozos.
  • Una cebolla.
  • Un pimiento rojo y otro vede.
  • Azafrán.
  • Pimentón dulce.
  • Sal.
  • Aceite de oliva virgen extra.

Modo de elaboración

Lo primero que hay que hacer es limpiar bien el calamar, aunque lo mejor es pedirle al pescadero que nos lo limpie y nos lo corte en trozos pequeños. Lo pondremos en un plato y lo reservaremos.

Por otro lado, pondremos a calentar una paellera o sartén amplia con el fondo de aceite de oliva virgen extra y mientras se calienta, lavaremos bien la cebolla y la picaremos bastante fina junto a los pimientos.

Una vez esté caliente el aceite echaremos el calamar y lo dejaremos a fuego medio hasta que vaya adquiriendo un poco de color.

Tras ello añadiremos la cebolla picada con los pimientos y lo rehogamos todo durante unos minutos hasta que todo esté blando.

Agregaremos agua, aproximadamente un litro, y un poco de azafrán, lo dejaremos cocer un rato hasta que el agua se vaya evaporando, momento en el que tendremos que añadir los mejillones y las gambas.

Cuando el fideo esté hecho, ya solo nos quedará retirar la paellera del fuego, cubrirla con un paño limpio de algodón y dejarlo reposar durante unos 10 minutos aproximadamente y ya estará lista para servir.

Consejos

Solamente tendremos que agregar los mejillones, gambas, almejas y merluza en el último minuto de cocción de los fideos para que no se pasen